Ex Trabajadores de ENJASA aún esperan cobrar las acciones

Pese a haber llegado a un acuerdo con uno de los directores de la empresa Entretenimiento y Juegos de Azar SA (ENJASA), Esteban Isasmendi, los ex trabajadores del desaparecido Banco de Préstamos y Acción Social siguen esperando la cobrar las acciones de las que son beneficiaros a partir del Programa de Propiedad Participada (PPP).
A casi dos meses de arribar al acuerdo a partir del cual levantaron un corte en la avenida Entre Ríos, todavía no fue publicado en el Boletín Oficial ningún decreto del gobernador Juan Manuel Urtubey que convoque a la asamblea para hacer efectiva la transferencia del 10% del capital accionario de ENJASA a los trabajadores.

Se trata de 250 personas que se desempeñaban en el Banco de Préstamos y Asistencia Social cuando la administración de los juegos de azar fue privatizada en 1998, de los cuales sólo quedan cerca de 90 trabajando en ENJASA. A más de 10 años del proceso privatizador, los trabajadores no recibieron las acciones y, por ende, tampoco el dinero correspondiente a una eventual venta. Si bien las acciones son de libre disponibilidad, según relataron los ex trabajadores Miguel Choque y Antonio Corona, los beneficiarios del PPP llegaron a un acuerdo con Isasmendi, consistente en la transferencia de las acciones y su posterior venta a Casinos Austria (el accionista mayoritario de ENJASA) por un total de 8 millones de pesos, ya que los propietarios de la empresa sostienen que ésta está valuada en 80 millones de pesos. Según este acuerdo, se realizaría una asamblea para transferir el capital accionario a los empleados en actividad, en la cual e firmaría un acta en la que se le reconoce a los 250 trabajadores el derecho económico sobre los títulos. Así, cada uno de ellos percibiría un promedio de 32 mil pesos por la posterior venta de las acciones. En diálogo con Nuevo Diario, los ex trabajadores del Banco de Préstamos y Asistencia Social reclamaron a Urtubey la convocatoria a una asamblea para la transferencia de las acciones, y amenazaron con tomar medidas de fuerza si la situación no se resuelve a la brevedad.

Comentá la nota