Trabajadores, empresarios y funcionarios esperan la sanción definitiva de los beneficios a las elect

Desde la UOM ya piensan en reclamar mejores condiciones laborales a los empresarios. Delamata consideró que se debe incrementar la producción y la variedad de productos. El diputado Sciutto adelantó que se seguirá buscando los consensos ante sus pares en la Cámara baja. La ministra de la Producción de la Nación aseguró que su sanción no provocará el incremento de precios en los productos, sino que impulsará un salto tecnológico en todo el país.

Diferentes fueron las voces que se alzaron en pos del apoyo que obtuvo la ley que vendrá a beneficiar al sector industrial en la provincia, aprobada por el Senado el miércoles. No obstante persiguen el mismo objetivo, que es lograr el próximo paso que se dará en la Cámara de Diputados.

Los representantes de los trabajadores no quisieron quedarse fuera de las expresiones mediáticas que se escucharon en las últimas jornadas, como lo fue, la del dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Gustavo Monje, quien dijo que la Ley será una herramienta para exigirle a los empresarios mejorar las condiciones laborales.

Agregó que las seccionales tanto de Ushuaia como de Río Grande, venían trabajando junto al sector político para ver si se llegaba a sancionar una ley muy beneficiosa para la provincia.

Recordó que "esto ya lo había mencionado la presidenta de la Nación cuando dijo que esta ley tan necesaria para las empresas fueguinas iba a salir siempre y cuando el empresariado se comprometa con los trabajadores y los gremios".

Al tiempo que lamentó que un importante numero de trabajadores vienen desde hace muchos años prestando servicios a las empresas sin poder integrar el plantel de manera efectiva; y se esperanzó que con la sanción de la norma, se revierta ese escenario.

La voz del Gobierno

Por su parte el titular de la secretaría de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, si bien también compartió las expectativas que expresan los diferentes sectores prefirió ser cauto hasta tanto se concrete la sanción de la norma.

"Prefiero hablar con la ley en la mano y los puestos de trabajo firmes. No pretendo ser negativo, sino cauteloso. Pero me parece que la norma va a salir y acá hay un gran rol de la secretaria de Industria de Nación acompañándonos en los procesos productivos que nos faltan", consideró el funcionario arista ante Radio Nacional Ushuaia.

Advirtió que "el lobby no va a parar nunca; en un solo negocio de celulares, hablamos de 200 millones de dólares de diferencia en la balanza comercial. Entonces obviamente hay resistencia".

En cuanto a la posibilidad de que nuevas industrias se radiquen en la provincia a partir de la sanción de la ley, Delamata manifestó que "el régimen tiene un cliente común que es el continente. Traer más empresas para que haya canibalismo en la isla no tiene sentido. Lo que hay que hacer es aumentar la producción y los productos".

Sin embargo, acotó que "me parece buenísimo que se instalen nuevas empresas; en el tema puntual de telefonía celular los esperamos con los brazos abiertos, pero hay una demanda de 10 millones a nivel mundial. Nosotros tenemos dos en la isla, Brighstar y BGH. Lo que hay que conseguir es la licencia del proveedor".

En busca de consensos

El diputado nacional justicialista Rubén Sciutto adelantó que seguirá buscando consensos en la Cámara baja "para que esta ley se transforme en realidad". Al tiempo que recordó que este proyecto fue objeto de crítica por parte de las empresas importadoras como así también de la mayoría de los medios nacionales.

Sciutto destacó la importancia significativa para nuestros trabajadores, y acentuó la labor llevada a cabo por el conjunto de los representantes fueguinos, reconociendo la tarea de la UOM encabezada por su secretario general, Antonio Caló. Asimismo, expresó que se debe seguir trabajando en la búsqueda de un polo tecnológico ejemplo en la Argentina.

En tanto, manifestó que los empresarios fueguinos "deben aumentar sus fuentes de trabajo con mano de obra joven y fueguina, para dar fin a los contratos y definitivamente tomar de manera efectiva a todos los trabajadores, otorgando estabilidad laboral necesaria para afianzar y arraigar a las familias fueguinas".

Salto tecnológico

"La sanción de la norma no provocará el incremento en los precios de los productos", aseguró la máxima autoridad en la producción nacional, la ministra Debora Giorgi, al tiempo que agregó que su aprobación generará "un salto tecnológico" para el país.

"Ningún producto va a modificar su valor por este impuesto", expresó la funcionaria en declaraciones a la prensa. "El mercado no va sentir ningún cambio de precios", agregó en la misma línea, tras ser consultada sobre las consecuencias en los valores tras la posible aprobación de la ley.

La funcionaria K informó que ya hay "cuatro empresas con proyectos para fabricar cámaras celulares" en el país y aseguró que a partir de esta nueva ley van a aumentar los puestos de trabajo en Tierra del Fuego, ya que muchas empresas ya se manifestaron dispuestas a invertir en la zona.

Además, explicó que la industria argentina es líder en la creación de software y pero lamentó que se importen los productos por falta de industrias que aporten materiales para culminar el proceso.

En tanto, opinó que la aprobación de la ley va a "permitir dar un salto tecnológico a la tecnología de punta", y concluyó: "Va a haber un antes y un después en el desarrollo de la tecnología en la Argentina".

Comentá la nota