Trabajadores y empresarios buscarán acordar una tregua hasta fin de año

Las cámaras patronales deberán responder un pedido de los gremios de acordar una tregua por 180 días para evitar despidos. Desde la CGT insistirán con la reactivación de la obra pública para ayudar a mantener los puestos de trabajo.
Los representantes gremiales de los trabajadores y los empresarios se reunirán mañana, en la sede del gobierno provincial en Rosario para acordar que no haya despidos los próximos 180 días, tal como lo solicitaron los gremios el pasado 1º de abril.

El marco será la segunda reunión de la Comisión Multisectorial para la Defensa del Empleo, prevista en la Ley de Emergencia laboral, sancionada el año pasado por unanimidad en la Legislatura santafesina.

"Pedimos que todos hagamos un esfuerzo y evitemos los despidos hasta fin de año, apuntalado con un plan en serio de obras públicas y trabajar para que la Nación siga aportando los recursos que ya envía para sostener el salario de los trabajadores que tienen afectadas sus puestos de trabajo.

Queremos llegar a un acuerdo con todos los sectores y hacer que el Estado intervenga para que se cumpla", expresó el secretario general de la CGT Regional Santa Fe, Alberto Cejas. En este sentido, aunque no fue confirmado oficialmente su presencia, fueron a participar de la reunión los ministros de Gobierno, de Salud y Obras Públicas, para darle un tratamiento más global y detallado a los distintos temas que se analizarán.

"Esperamos que los empresarios nos contesten el pedido de extender la prórroga hasta fin de año, que pedimos a principios de abril", aseguró, por su parte, a El Litoral Edgardo Arrieta, secretario adjunto de la CGT Rosario.

Según el gremialista, "esta herramienta ha funcionado bien, porque algunos empresarios que al principio pretendían a aprovecharse de la crisis se dieron cuenta que debían cambiar de actitud. No estamos más en la década del 90".

Monitoreo

Arrieta consideró que "aunque parece que lo peor quedó atrás hay sectores de la economía que están en una situación complicada, como la industrial metalmecánica relacionada a la producción agropecuaria. En Armstrong y Las Parejas la situación del empleo pende de un hilo porque las fábricas de maquinaria agrícola están totalmente paralizadas y están en peligro cientos de puestos de trabajo", señaló el sindicalista, quien opinó que "en otros rubros, como el de fabricación de heladeras, se ha reactivado por el impulso de los planes del gobierno nacional. Los trabajadores de Bricket, Bambi y Gaffa están haciendo horas extra, algo impensado tres meses atrás, cuando se temía que fuera a haber despidos".

Arrieta sostuvo que "se están haciendo monitoreos permanentes en la zona del cordón industrial del Gran Rosario, que siempre es muy sensible a las crisis".

Coment� la nota