Los trabajadores de Distéfano aún aguardan una salida al conflicto tras 28 días de reclamo.

El conflicto que mantienen con la empresa de transporte lleva casi un mes. Desde el Sindicato de Camioneros aducen que la firma opera con clientes pese a estar cerrada.
Los seis trabajadores de la empresa de transporte Distéfano, que fueron despedidos, esperan una solución a su problema luego de 28 días de reclamo, bajo la sospecha de que la firma aún sigue trabajando pese a haber anunciado el cierre.

Abel de Negri, secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, dialogó con El Eco de Tandil sobre la problemática de los empleados que fueron despedidos después de la puja que mantuvieron sobre una cuestión de encuadramiento sindical.

"Hasta el día de hoy (por ayer) no hubo absolutamente ninguna novedad", aseveró de Negri, quien además dijo que el lunes, el empresario se presentó en su firma "como si no hubiese pasado nada y con la intensión de abrir la empresa".

Los representantes del sindicato sostenían que declarar el cierre era una "maniobra encubierta para sacarse de encima a los trabajadores: echarlos sin pagarles y después abrir de nuevo".

Según sostienen, el lunes "quedó demostrado que el dueño de la empresa pretendió seguir trabajando y abrir la empresa", puesto que, cuando se presentó en el local de 4 de Abril y Machado, pidió que corrieran la carpa montada en el lugar para la protesta, que "él tenía que seguir trabajando para cuidar los clientes", expuso de Negri.

Si bien la postura es "no permitir" que realice esta "maniobra", se le va a plantear que primero "solucione este conflicto que tiene. Ir al Ministerio de Trabajo y firmar un acta acuerdo y que decida lo que va a hacer", lo que implicaría reincorporar a los seis trabajadores o, si los despide, que los indemnice según como corresponde.

Por otro lado, el dirigente gremial aclaró que "independientemente que no se cumpla con el convenio colectivo de trabajo que tiene que cumplir, acá hay faltas hacia los trabajadores".

-¿Por qué cree que la empresa cerró pero que igual mantiene a sus clientes, como dijo usted?

-Eso nosotros lo sabíamos desde la primera semana que arrancó el conflicto. Obviamente que nosotros no podíamos salir a decir esto abiertamente, pero ya quedó demostrado con el tiempo que lo que nosotros suponíamos hace 15 días atrás, ahora está confirmado con la actitud de este empresario.

Es lamentable que después de tantos días, un empresario que no cuida su fuente de trabajo, socialmente tendía que ser repudiable. No se puede permitir que no se manosee así a los trabajadores.

-¿Cómo continúa el reclamo?

-Esto se está tomando una decisión en la comisión directiva de Buenos Aires para ver cuáles son las medidas a seguir y a implementar. En cada una de las reuniones que tuvimos con el abogado de la empresa, dentro y fuera del Ministerio de Trabajo, siempre buscamos consensuar y siempre buscamos la solución. Lo que pasa es que la solución nunca se consiguió porque la empresa nunca tuvo la intensión de solucionar nada. El objetivo principal que tenía la empresa era deshacerse de sus trabajadores, entre ellos hay de 17, de 15 años, desvincularlos y volverla a abrir con trabajadores sin antigüedad.

Comentá la nota