Trabajadores de Dartex reclaman pago de vacaciones, sueldos e indemnizaciones

Ayer les completaron los salarios de diciembre, el aguinaldo y un adelanto de $ 100 por licencias. El 5 de febrero hay una reunión clave en Trabajo donde la empresa deberá decir si sigue o no en la ciudad.
El 20 de noviembre, unos 20 trabajadores de la metalúrgica Fönster se dieron con la sorpresa al encontrar las puertas del taller cerradas y un cartel que inesperadamente les avisaba de un balance de 15 días. Era el final de sus trabajos. Adentro, maquinarias y materia prima habían sido retiradas, supuestamente en la madrugada de ese día.

El lunes, 10 empleados de la tienda Dartex recibían un anuncio de vacaciones generalizadas por 15 días, sin previo aviso. Todos se acordaron de Fönster, y se quedaron parados en la vereda reclamando explicaciones a los dueños y evitando que alguien pudiera sacar la mercadería.

Una decena de vendedores reclaman el pago de sus vacaciones, ya que ayer lograron cobrar los salarios atrasados de diciembre y el medio aguinaldo. Además, la firma les entregó $ 100 a cuenta de las licencias. Pero hay una fecha clave en el conflicto: el 5 de febrero. Ese día se terminarán las vacaciones otorgadas al personal desde ayer y debería retomarse la actividad en el local de las cinco esquinas. Sin embargo, ayer ni los propios representantes de la tienda aseguraban esa posibilidad. “Nos dijeron que hay un 80% de probabilidades de que no vuelvan a abrir las puertas, pero que harían todo lo posible para no dejar desprotegidos a los trabajadores”, indicó Ismael Rins, representante legal de los empleados.

Para entonces, además, se deberá el sueldo de enero a los trabajadores, y en caso de no reabrir, las indemnizaciones correspondientes.

Los empleados tienen el temor de perder su fuente laboral en un contexto en el que la demanda de nuevo personal viene cayendo sistemáticamente y las posibilidades de encontrar un nuevo trabajo son cada vez menores. Pero, además, también advierten su preocupación por cobrar todo lo que les corresponde.

Ayer a la mañana, para intentar garantizar en parte el cobro de los créditos del personal, Rins presentó un pedido en la Justicia para trabar un embargo preventivo sobre los muebles, útiles y mercadería que se encuentran dentro del salón de venta.

Además, los trabajadores junto con el gremio de comercio organizaron guardias en las puertas del local para evitar que alguien se lleve la mercadería.

También el 5 de febrero, la empresa deberá presentarse en la Secretaría de Trabajo para responder por la situación de los trabajadores. Ayer salió desde esa cartera una notificación con la convocatoria.

“Aproximadamente les deben unos 900 pesos a cada uno de los trabajadores sólo por las vacaciones”, estimó finalmente Rins.

“No se parece en nada al caso Fönster”

Desde la Secretaría de Trabajo, que intervino en el conflicto desatado entre la tienda Dartex y sus trabajadores, aclararon rápidamente que el caso no se parece “en nada” a lo de la metalúrgica Fönster, que en noviembre decidió cerrar sus puertas intempestivamente sin que sus trabajadores fueran informados con anterioridad.

En aquella oportunidad, los obreros llegaron hasta el galpón montado en avenida Sabattini y se encontraron con el portón bajo y un cartel que advertía “el cierre por balance”. El caso terminó en la Justicia, que investiga una supuesta defraudación.

Ayer, Marcela Santini, delegada de la Secretaría de Trabajo en Río Cuarto, que también se involucró en aquel hecho, destacó que “esto es muy distinto porque acá se adelantaron vacaciones, la patronal está y además tiene vocación de acordar con los empleados todo lo que se les adeuda”, arriesgó.

Ayer, en una reunión realizada al mediodía se acordó saldar la deuda por aguinaldo, pero no las vacaciones del personal.

Comentá la nota