Trabajadores de Cooperativa levantaron el paro

MAÑANA TENSA ENTRE DIRIGENTES DE LUZ Y FUERZA, CONSEJEROS Y AUTORIDADES LABORALES eLuego de una mañana agitada, donde los trabajadores de la Cooperativa Eléctrica mantuvieron la medida de fuerza iniciada el pasado miércoles en repudio a la aparición de cheques mellizos y a la sobrefacturación en favor de una empresa constructora, se firmó la conciliación obligatoria entre el Consejo de Administración de la entidad, el gremio Luz y Fuerza, el gerente general de la Cooperativa y autoridades de la delegación de la Secretaría de Trabajo, que se trasladaron hasta la sede de la Cooperativa Eléctrica para concretar este trámite.
En este acuerdo quedó establecida la participación de un integrante del Sindicato Luz y Fuerza en cada reunión que realicen los miembros del Consejo de Administración. El representante gremial tendrá voz, pero no voto en las reuniones.

La audiencia de conciliación obligatoria comenzó en la sede laboral, alrededor de las 10. Asistieron a este encuentro el gerente general de la Cooperativa Eléctrica, Sergio Schreyer y el secretario general del gremio Luz y Fuerza, Rogelio González. Allí acordaron trasladarse hasta la entidad cooperativa para acordar los términos con los consejeros.

MAL CLIMA

El clima en el seno del Consejo de Administración no fue del mejor en la víspera. En primer lugar, los consejeros impedían que los empleados administrativos -que adhirieron al paro- estuvieran presentes en las áreas de trabajo cumpliendo con la medida de fuerza.

Por otra parte, el grueso de los trabajadores se concentró en el patio de la entidad a la espera de novedades.

PETARDOS

La reunión que se realizó previa a la firma del acta fue álgida. Se desarrolló a puertas cerradas y se prolongó por una hora.

En esa reunión se sucedieron reproches mutuos, principalmente los efectuados por Rogelio González al titular del Consejo de Administración, José Silva.

En ese encuentro estuvieron el gerente Schreyer, Silva, el tesorero José Luis Nahuelquín, el secretario Fernando Castro, el consejero Del Río y el síndico Américo Lloyd.

No estuvo presente uno de los consejeros más cuestionados, el funcionario municipal José Giménez, ni tampoco el delegado municipal Daniel Molina.

Para que la reunión no se dilatara, los trabajadores lucifuercistas arrojaron petardos en el interior del Consejo y comenzaron a batir palmas. Llegaron delegados del gremio procedentes de Puerto Madryn.

DOS ASAMBLEAS

Al mediodía, Rogelio González le explicaba a los trabajadores, en asamblea, qué pidieron a los consejeros (ver aparte) y señalaron los alcances de la reunión, ratificando lo expresado públicamente en las últimas horas.

Luego González fue invitado a terminar de redactar el acuerdo, antes de la firma. Y en la oficina del Consejo se firmó el acta.

PARTICIPACION DE LUZ Y FUERZA

Una vez firmada el acta, el presidente del Consejo de Administración, José Silva, en diálogo con los medios destacó que en el acuerdo firmado se estableció que «se incorporará un miembro del Sindicato Luz y Fuerza en las reuniones del Consejo. Nosotros hemos aceptado, ya que esto era la punta para destrabar este conflicto».

«Hubo acuerdo entre las partes de poder levantar esta medida, que obviamente perjudica siempre a la sociedad», señaló el titular del Consejo.

Los otros puntos firmados «son cuestiones técnicas, por las que tendrá que reunirse cada gerente de sector con los delegados».

Silva no habló de los contratos tercerizados; «esto no quedó acordado en el acta. Lo demás lo tratará el Consejo más adelante», dijo escueto, sin explayarse sobre las denuncias en las últimas horas.

Comentá la nota