Trabajadores de la construcción y del petróleo reclaman a operadora.

Trabajadores de la construcción nucleados en la UOCRA movilizaron ayer frente a la sede de Petrobras, en Alberdi y Sarmiento, en reclamo por la falta de inversiones dentro del área petrolera y la consiguiente reactivación de las obras civiles. Por las consecuencias de esta falta de inversión, petroleros mantienen paro y toma pacífica en Punta Loyola.
Trabajadores de la construcción nucleados en la UOCRA Santa Cruz Sur movilizaron ayer frente a la sede de Petrobras, en Alberdi y Sarmiento, en reclamo por la falta de inversiones dentro del área petrolera y la consiguiente reactivación de las obras civiles, que demandan desde octubre del año pasado, recordó el titular gremial Carlos García.

Con reclamos sectoriales por la falta de cumplimiento de los acuerdos logrados en el marco de la concertación por la paz social, y un pago de 2000 pesos cuyo plazo venció el 10 de julio, los trabajadores petroleros nucleados en el Sindicato Petrolero y Gas Privado cumplieron ayer cuatro días de paro y toma pacífica de la planta de esta operadora en Punta Loyola.

Los reclamos de los trabajadores del petróleo y de la construcción en la actividad hidrocarburífera tienen una misma raíz, se trata de la falta de inversiones que los sectores reclaman ahora, en consonancia con el Gobierno provincial, con el que la dirigencia de la UOCRA y de petroleros, jerárquicos y camioneros se sentaron la semana anterior, para analizar esta nueva etapa de la demanda, fracasada la conciliación.

García dijo por LU 12 Radio Río Gallegos que "unos 200 trabajadores de la construcción están involucrados en obras en los distintos yacimientos, y desde el año pasado venimos pidiendo la inversión de Agua Fresca".

El dirigente observó que "en su momento, entendimos que estaba la crisis en pleno apogeo y quisimos dar un tiempo para ver cómo iba todo este tema con las inversiones", no obstante, evaluó que "de octubre a esta parte ya fue suficiente, y lo que no hemos visto son los planes de inversión que las operadoras se habían comprometido a hacer".

Sobre la movilización, dijo que fue "pacífica, tranquila, fuimos hasta la puerta de Petrobras", donde no quemaron cubiertas, ni cortaron el tránsito, aunque dejaron expresadas sus demandas con pintadas en las paredes del edificio.

En cuanto a la obra pública, García informó que con la llegada del ministro de Economía, Juan Manuel Campillo, procedente de Buenos Aires, en esta jornada, el miércoles intentaría comunicarse "para ver cómo ha avanzado este proyecto del Ejecutivo (del fideicomiso financiero)", que, según el dirigente, "está para tratar en la Legislatura el día 29".

El dirigente aseguró que el sector depende "de cómo se encamine todo eso, la reactivación, por lo menos para mantener la fuente de trabajo de más de 2000 trabajadores de la zona Sur, que abarca de Gobernador Gregores para abajo". "Dependemos del proyecto del Ejecutivo con respecto al fondo del fideicomiso", dijo García, asegurando el apoyo del sector al proyecto oficial: "no tenemos otra alternativa, se podrán dar más adelante, pero la realidad es que nosotros tenemos un número de trabajadores muy importante que, en el caso de no tener una salida como ésta, nuestra actividad se puede ver muy perjudicada".

Para García, "es inminente acompañar el proyecto, porque está en juego la fuente laboral directamente y esto necesita no sólo que se trate, sino que se apruebe con rapidez, porque la situación de los trabajadores de la construcción, dentro de la obra pública, se puede perjudicar en muy corto tiempo".

En este sentido, dijo "ahora estamos en estado de alerta permanente con los delegados de la construcción y de petroleros, estamos viendo cómo se sucede todo esto, pero desde ya que pensamos parar la actividad y movilizar desde todas las obras, incluso del interior, y además, estoy teniendo reunión con compañeros del movimiento obrero, UPCN, Luz y Fuerza, camioneros, distintas organizaciones sindicales, para salir también en apoyo".

Consultada su opinión sobre la posición de la Multisectorial, García opinó en principio que "cada uno tiene la libertad de expresarse y manifestarse", aunque advirtió que "la oposición o esta futura alianza que se está gestando, porque hay bastante cruce de ideas, no veo que traigan un alternativa, no la hemos escuchado nunca, la alternativa para nuestro sector".

Por otra parte, dijo "estos movimientos son medio políticos, de coyuntura, a futuras elecciones, pero yo no tengo esa suerte de poder programar al 2011 con la complicada realidad que tenemos hoy, y para nosotros ver cómo seguimos con la obra pública es inminente, y la realidad nuestra es cada quincena".

Finalmente, García dijo que "han cesado un poco los despidos que son habituales en la veda, e inclusive calculamos que en los primeros días de agosto saldrá la apertura de sobres para unas cuatro o cinco escuelas que se construirán en la zona, y ahí veremos cómo reacomodamos al grupo que nos había quedado, de Loscalzo y Delcurto, de Benito Roggio, que en algunos casos estuvimos reacomodando en los yacimientos".

A todo esto, aclaró que no fue tanta la cantidad de trabajadores que este invierno quedaron sin empleo, aunque admitió que "muchos se han ido de la zona, el año pasado a esta altura, había unos 70 a 80 compañeros pidiendo trabajo, mientras que ahora habrá unos 20 a 30, ha bajado".

Paro y toma pacífica en planta de Punta Loyola

En Punta Loyola, en tanto, lo trabajadores nucleados en el Sindicato del Petróleo y Gas Privado cumplieron anoche cuatro días de paro de la producción en los yacimientos y toma pacífica de la planta que opera Petrobras en Punta Loyola.

Desde la conducción gremial, Patricio Asenjo por LU 12 Radio Río Gallegos anticipó que en el caso de continuar sin respuestas, en el transcurso de las próximas horas podrían decidir profundizar las medidas de fuerza.

El dirigente dijo que no ha habido comunicación por parte de las operadoras con el sindicato, que de esta forma "están dilatando la solución al conflicto, sabiendo que le crean un daño a la provincia, con lo cual también están jugando en contra de la provincia".

Asenjo habló de medidas de fuerza particulares contra cada empresa que no hizo efectivo el pago de 2000 pesos, comprometidos en acta de mayo pasado, con plazo de pago hasta el 10 de julio.

El dirigente dijo que la situación del empleado petrolero "es complicada, si tomamos en cuenta toda la provincia, hay un porcentaje bastante grande que está trabajando, pero también un porcentaje de trabajadores parados, esperando la posibilidad de subir a trabajar al lugar que siempre tuvieron que estar, en su puesto de trabajo, el campo".

En tanto, consideró que "el gobernador (Daniel Peralta) se ha puesto a la altura de las circunstancias y hemos tenido eco a nuestros reclamos, por eso lo apoyamos en forma incondicional".

Sobre el proyecto oficial de fideicomiso financiero, Asenjo dijo que el sector no quería expresarse "todavía" al respecto.

Comentá la nota