Trabajadores de la construcción cortaron el cruce de la 3 y la 26.

Trabajadores de la construcción cortaron el cruce de la 3 y la 26.
Trabajadores de la construcción de la empresa Skanska cortaron ayer a la mañana el cruce de las rutas 3 y 26 reclamando por su fuente laboral. Son unas 120 las personas que se quedaron sin empleo en noviembre.
Antonio Nieves –uno de los manifestantes– indicó que “según el compromiso de la operadora Pan American, el 15 de enero nosotros teníamos que empezar a trabajar y hasta acá no hubo respuestas. Dijeron que mañana iban a firmar el acuerdo para darnos el trabajo, pero nosotros no podemos seguir esperando. Queremos algo firmado y, sobre todo, empezar a trabajar porque tenemos familias, hijos que van a la escuela y no podemos seguir así”.

A las 5 de la mañana los obreros decidieron cortar la ruta, donde se llegaron a concentrar unos 300 automóviles. Claro que cuando llegó la policía, decidieron levantar los cortes cada determinado lapso.

“El reclamo nuestro es un tema, pero el problema también lo tenemos los de la construcción porque el petrolero tiene más seguridad que nosotros. Nosotros tenemos libretas y termina una obra y quedás en la calle, y eso al petrolero no le pasa. Nosotros, por Fondo de Desempleo, cobramos migajas, algo que el resto no sufre. Por eso pedimos tener los mismos beneficios que un petrolero; eso corresponde por trabajar en el petróleo, en los yacimientos”, consideró Nieves.

LA RESPUESTA

El corte de ruta interrumpió especialmente a las empresas identificadas con el logo de las empresas de servicios y de las operadoras, ya que el resto de los automovilistas pasó sin dificultad.

“Para nosotros el tema de fondo es que la empresa no quiere tomar gente; quiere bajar costos recortando personal; los costos se reducen despidiendo a la gente y esto no es así. El año pasado, el 19 de diciembre en que nos despidieron a todos, se firmó un acuerdo en la Subsecretaría de Trabajo diciendo que nos iban a tomar a todos a principios de 2009, el 15 de enero, y hasta acá no se cumplió. Hasta ahora tomaron 92 personas y habían dicho que el resto íbamos a ir entrando de a cinco y hasta ahora no pasó nada”.

Según lo anunciado la semana pasada por el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados, Mario Mansilla, estos obreros serán reincorporados por otras empresas, y en principio así quedaría reflejado en el acta de acuerdo de “paz social” que firmará con las petroleras y empresas de servicios. “Estamos cansados de palabras; queremos nuestro trabajo”, dijo Nieves.

A media mañana se comunicó con los trabajadores el secretario provincial de Trabajo, Jerónimo García, quien les aseguró que el tema se solucionaría con la firma del acuerdo. Pero los obreros insistían en que el corte no se levantaría hasta recibir respuestas concretas.

Comentá la nota