Trabajadores de la construcción coparon la Municipalidad

Luego de 19 días de la toma de la sede de la construcción los trabajadores de la UOCRA, al no recibir respuestas de las autoridades judiciales, laborales y políticas para buscar una salida al conflicto decidieron copar el municipio en buscar una solución.
La primera medida de fuerza fue el corte de rutas en 3 y 39, 3 y 26 y otros lugares estratégicos desde la tres de la madrugada hasta cerca de las 10 de la mañana para levantar las medidas.

En un clima muy caldeado, los trabajadores se dirigieron a la sede de la UOCRA para definir nuevas medidas a seguir. Una manifestación frente a la municipalidad fue parte de la decisión de los trabajadores, como así también solicitar al intendente o en su defecto que el gobernador intervenga para solucionar el problema. Ni bien arribaron más de 1.300 trabajadore,s frente al municipio los esperaba el secretario de Gobierno, Guillermo Almirón, quien intentó dialogar con los trabajadores, pero los delegados con mandato pidieron la presencia del gobernador.

Ante este panorama, el funcionario entendió que debía consultarlo con el intendente así que se retiró para realizar las consultas pertinentes.

Por gestión política

Ante la tardanza de la respuesta por parte del intendente, pasado el mediodía, los trabajadores decidieron ocupar el edificio, lo que se realizó con cierto grado de violencia ya que rompieron los vidrios de la puerta del municipio sobre calle Rivadavia, superando la custodia policial. Inclusive, en el forcejeó se le arrebató el arma reglamentaria a un agente policial.

Recién entonces el jefe comunal convocó a los delegados para iniciar la negociación, ocasión en que Buzzi quiso pactar que todos se retiraran del municipio, lo que evidentemente molestó aún más a los manifestantes.

Cuando comenzó la reunión, los delegados pidieron que los trabajadores desalojen el edificio. De todos modos la presencia de los trabajadores fue constante, hasta cerca de las 19.30 cuando se aceptó la gestión realizada por el ejecutivo municipal y el gobernador ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La reunión entre delegados de quienes ocupan la sede gremial y los representantes de cerro Dragón, Luis Gortari y Raúl Murtagh, se realizó durante la tarde con un prolongado cuarto intermedio.

Al finalizar la jornada, retornaron a la sede gremial que ocupan desde hace 19 días.

Gestión del Ejecutivo Municipal

Tras una jornada tensa y molesta, como la calificó el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Guillermo Almirón, los trabajadores de la UOCRA liberaron el paso por la calle Rivadavia y acceso del edificio municipal.

Almirón comentó que "la irrupción de los trabajadores de la UOCRA fue molesta inclusive para los vecinos que estaban dentro de la municipalidad. Nosotros entendemos el nivel de tensión tras 19 días de toma de la sede en una cuestión que es estrictamente gremial".

Tras referirse a la falta de acción de las autoridades de aplicación, señaló que "el intendente, el gobernador y el secretario de Trabajo de la provincia realizaron la gestión ante el Ministerio de Trabajo de la Nación que envía su representante de Patagonia junto al Secretario de Trabajo de la Provincia".

Almirón remarcó además que "aquí hay una situación judicial que el gremio a nivel nacional, no lo resolvió, aquí no hay reivindicación por salario, esta es una cuestión gremial que tiene otros carriles para su solución".

Finalmente lamentó el destrozo de los vidrios de la entrada de calle Rivadavia y de otros desmanes y daños de los que en definitiva se harán cargo los contribuyentes.

Comentá la nota