Los trabajadores en el Concejo

Hernán Doval, actual Presidente del Bloque del FPV en el HCD local y Presidente de la Mutual de Trabajadores Municipales de Avellaneda (MU.TRA.M.A.), tras las elecciones legislativas de junio, logró renovar su banca.
En entrevista con Agencia Comunas, habla del resultado electoral a nivel local y nacional, de gestión, de la oposición, de la importancia de los medios y de realidad nacional. "Antes de ser concejal siempre fui representante de los trabajadores y cuando asumí como concejal llevé la inquietud de la defensa de los trabajadores dentro del HCD", remarcó Doval.

¿Cuál es su balance del resultado de las elecciones a nivel local y nacional?-

A nivel local creo que se cumplieron algunos objetivos porque a diferencia de otros distritos, el Kirchnerismo a nivel nacional ganó en Avellaneda, a lo mejor no ganó por el margen que ganó la tira distrital que encabezó el Intendente, pero en principio se cumplió el objetivo de que gane a nivel nacional y distrital. En otros distritos fue distinto. Tampoco uno puede hacer un balance positivo de una elección tomando como variable solamente el nivel local y distrital porque una persona no puede realizarse en un país que no se realiza, una persona no puede ser libre en un país que no es libre y ningún municipio puede desarrollarse en un país que no se desarrolla, es una realidad. En Avellaneda se ganó porque en los últimos cuatro años el Gobierno nacional realizó obras importantes, que no se realizaban hace mucho tiempo, para los vecinos. Además el Ejecutivo municipal supo vehiculizar esas inversiones del Gobierno nacional y ser eficaz y ágil en la implementación de esas obras. Cosa que a veces en muchos lugares no sucede. Porque Avellaneda tiene muy buenos equipos en obras públicas que agiliza todo el proceso. Es difícil y lo imagino difícil si el modelo económico a nivel nacional sufre demasiadas modificaciones como yo creo que ya está empezando a sufrir, implementar un nivel tan alto en obras como se viene haciendo hasta ahora. Esto lo va a terminar pagando el vecino que es el único beneficiario. La primera conclusión que saqué de las elecciones es que el electorado tuvo un giro hacia la derecha, consciente, inconsciente, con un papel fundamental de los medios de comunicación con periodistas miserables, que antes tenían un discurso progresista. Todo esto confluyo en una situación que derivó en el resultado de una elección que yo no considero con saldo positivo.

¿Cree que hubo voto bronca?-

Yo creo que hubo demonización que arrancó cuando asumió Cristina Fernández de Kirchner como presidenta. Venimos del año pasado donde el Grupo Clarín le pegaba al Gobierno, la cabeza de las instituciones del campo planteando un paro patronal y un desabastecimiento. Creo que algunos sectores visibles en lo económico y político, vieron que había que hacer todo un proceso de desgaste para un proceso que no podía desgastarse fácilmente porque Néstor Kirchner se fue del gobierno con el 75% de imagen positiva y en los primeros años de gobierno de Cristina hubo un crecimiento del país del 9% anual. Ante esto existía la posibilidad de que Néstor vuelva en el 2011 y había que impedírselo. Así que estos intereses económicos y políticos manifiestos están trabajando para eso, para que el Kirchnerismo se termine. Esto queda manifiesto también con el llamado al diálogo del Gobierno, que todos los sectores pedían, y ahora que los convocan, algunos van, con buena actitud y otros que no quieren y apuntan al golpe, como dijeron Biolcatti y Grondona "hay algunos que juegan a que Cristina renuncie y asuma Cobos". Cosa que creo cierta. Hay una conjunción de cosas que derivan en lo que estamos viviendo. Hay un conglomerado que tiene interese en que el Kirchnerismo se desgaste y se vaya del poder, entonces todo va a estar mal en tanto y en cuanto el kirchnerismo no abandone el poder. Entonces todo lo que hace la Presidenta está mal y todo lo que hizo el matrimonio Kirchner en estos seis años está mal. Esta postura también queda clara en los ataques a Moreno. A él lo acusan de todo: de los números supuestamente falsos del INDEC, de la Gripe A, del Dengue y de todos los males de la Argentina. Esto se ve en los medios, específicamente en Canal 13.

¿Hay alternativas al Kirchnerismo?-

Es una situación preocupante el tema de las alternativas. Todos dicen que el Kirchnerismo se terminó, pero cualquier alternativa es por derecha y eso hoy me preocupa porque no voy a adscribir a esas alternativas, que no le sirven ni al pueblo ni a los trabajadores.

El resultado electoral ¿Afectó la gobernabilidad?-

No como esperaban que la afecte, pero de alguna manera afectó la gobernabilidad porque el Gobierno tiene un plan económico y estratégico y desde que perdió en la Provincia de Buenos Aires el Gobierno ha empezado a ceder cosas que antes no cedía. Ceder y ceder debe tener un límite porque si no es peligroso. Creo que tanto el oficialismo como la oposición son responsables de garantizar la gobernabilidad, la estabilidad de las instituciones, de la economía, de los efectos de la crisis internacional que no nos afectó tanto. Esta es la argentina que hoy vivimos a través de los medios y es una argentina de locos.

-¿Qué opina sobre los cambios dentro del Gabinete?-

Con respecto a los cambios de Gabinete creo que algunos se podrían haber hecho antes. No creo que influyan demasiado. Yo he escuchado a la oposición decir que no importaba el cambio de Gabinete porque era un cambio de nombres y lo que realmente importaba era un cambio de política. Esto me asusta más, porque lo preocupante es que se dé un cambio de política y se empiece a dejar de favorecer a los trabajadores o al pueblo a favor de algunos personajes que han logrado, en parte, arrinconar al gobierno.

¿Qué piensa de la renuncia de Néstor Kirchner a la conducción del PJ?-

Fue una jugada inteligente de Kirchner el renunciar antes de que salgan "los giles" a pedirle la renuncia. Creo que Kirchner va a tener que volver a armar algo más plural en el peronismo, algo más contemplativo, pero no sé si está a tiempo de hacerlo. Que vuelva a armar el FPV con una posición más transversal, con peronistas, con internas y teniendo en cuenta el movimiento y conducta de los distintos sectores del PJ de la Provincia de Buenos Aires. Pero también teniendo en cuenta que no pueden volver antiguos dirigentes a los que se les pasó el tiempo.

¿Duhalde por ejemplo?-

Sí. El hecho de que Duhalde evalúe la posibilidad de reorganizar el PJ y se siente a hablar con algunos Intendentes es un error. Duhalde es el pasado. Creo que es tiempo de que algunos Intendentes tomen más preponderancia y que no es positivo volver a trabajar para un esquema que ya cumplió su momento. Además el aparato duhaldista trabaja con De Narváez y encima lo niegan. En este sentido, hay algo que yo rescato del Kirchnerismo y es que se hacen cargo de sus figuras, tienen a D’Elía y no lo niegan, lo tienen a Moreno y no lo niegan. Sin embargo De Narváez tiene la postura de la conveniencia, sin lealtad, sin confianza. Si se sentó a armar con Duhalde, que se haga cargo y no como hizo casi al final de su campaña, que lo negó porque no le sumaba votos.

Localmente… ¿Cómo se ve afectado el funcionamiento y armado del HCD?-

Yo no formo parte del Partido oficialista, el PJ, sino que soy el Presidente del bloque del FPV. Somos dos concejales ahora, con Daniel García, porque el resto se ha ido al bloque del PJ. En diciembre, el oficialismo tendría diez concejales, dos del FPV, así que podrían ser 12, según cuáles van a ser las políticas que se desarrollen en el futuro, porque también se puede modificar demasiado la correlación de fuerzas a nivel nacional y que en lo local se interprete que es necesario contemplar otras variables y otro modo de trabajo. Y si así sucede, nuestro bloque ahí no va a estar. Esto se tendrá que definir de acá a diciembre. Pero el armado sería: 10 concejales para el PJ; 2 para el FPV; 5 para el Acuerdo Cívico y Social y 7 para el Pro, que debe definir su armado y funcionamiento porque fue a elecciones con colectoras.

¿A qué atribuye la migración de miembros del FPV al PJ dentro del HCD?-

Esto se dio luego del 2007 cuando el Intendente Álvarez ganó con la lista de Cristina Fernández de Kirchner y algunos concejales que estaban en el FPV, consideraron que era necesario cerrar filas y unificar bloques en el PJ. Nosotros no lo entendimos así porque consideramos que podemos acompañara desde nuestro bloque –FPV- al PJ, en todas las cosas que consideramos que hay que acompañar, pero a la vez nos parecía que había que tener un margen de independencia con respecto al bloque oficialista porque había que marcar las cosas con las que no estábamos de acuerdo.

¿Fue difícil unir al PJ y al FPV en la lista presentaron en junio?-

No porque nosotros teníamos la directiva de que la lista sea del Frente Justicialista para la Victoria y que era necesario que haya una sola lista en el distrito, sin colectoras, cosa que se pensó como posibilidad, pero logramos solo una. Así que hubo un diálogo con el Intendente municipal y presidente del PJ local, Álvarez y logramos un acuerdo en el armado. Yo sostenía que no podía formar una lista de unidad si no había un aumento para los municipales y el Intendente dio un aumento en dos años del 46% al básico de los trabajadores, así que no hubo obstáculos para que me siente y dialogue para formar una lista de unidad entre el FPV y el PJ. Para pelear en las urnas con todas las fuerzas unidas.

¿Qué representa para Usted el PRO y sus caras más visibles?-

Para mi representan el menemismo puro. Que es la privatización, la deuda externa, la flexibilización laboral y la justificación de un golpe de estado como el de Honduras, como lo hizo De Narváez, porque lo escuché haciendo esas declaraciones, que considero son de derecha.

¿Cómo evalúa la gestión municipal?-

Tiene una buena gestión el Intendente. Tenía una cuenta pendiente con los trabajadores municipales y empezó a recuperar esa cuenta pendiente y a incorporarla en la agenda de gestión y también se dio cuenta de que así le va mejor y ahora veremos de acá al 2011 como siguen las cosas de la mano del Gobierno nacional. También ver el destino del Intendente que parece que va como Ministro de Desarrollo Social en la provincia. Hay que prestar atención a la conformación del escenario político local que se va desarrollando.

Como Presidente del Mutual de los Trabajadores Municipales de Avellaneda y como Concejal del FPV ¿Cómo evalúa su labor?-

Antes de ser concejal siempre fui representante de los trabajadores y cuando asumí como concejal llevé la inquietud de la defensa de los trabajadores dentro del HCD. Lo que me costó muchas peleas. Desde chico y por familia soy peronista y fui siempre referenciado por los sectores más combativos del peronismo. En lo vivencial, ésta ideología se nutrió con el trabajo dentro del HCD y la defensa de los trabajadores municipales. Dentro de la Mutual, recuperamos una organización de los municipales y la hemos puesto en sintonía con otras organizaciones municipales. En un año de gestión, tenemos más de 700 socios nuevos, firmamos un convenio con la obra social para que los afiliados tengan más descuentos en los medicamentos y estamos trabajando para lograr más beneficios. Actualmente somos 1700 afiliados en la Mutual y aspiramos a ser 2700 para fin de año. Hemos incorporado más servicios como ser turismo, electrodomésticos, pañaleras, entre otros. También tengo pensado adquirir un hotel para los trabajadores y hacer turismo accesible para los obreros. Estamos muy contentos porque hicimos un montón de cosas y mejoramos los servicios para los trabajadores.

Comentá la nota