Los trabajadores de TV cable decretaron paro por 48 horas

Los trabajadores de la televisión por cable de La Rioja, paralizarán sus actividades el miércoles y jueves de la próxima semana. El SAT espera que entre lunes o martes las cámaras empresarias efectúen otra propuesta superadora.
Al no llegar a un acuerdo con las autoridades de ATVC, la Asociación Argentina de Televisión por Cable, en una reunión mantenida en Buenos Aires con los representantes del SATSAID de La Rioja, se decidió paralizar la actividad por 48 horas la próxima semana.

“Se solicitó un 25 por ciento de aumento y ante la negativa de la asociación de regularizar la situación salarial de los empleados decidimos tomar esta medida”, manifestó Martín Barrena, secretario general del SATSAID filial La Rioja.

En diálogo con este matutino, Barrena manifestó que la medida de fuerza se efectivizará con concurrencia a los lugares de trabajo. Agregó que en ese sentido los reclamos "no serán atendidos, no habrá conexiones al cable y si llegará a surgir alguna falla, el sector quedará fuera de servicio hasta la conclusión de la medida de fuerza".

No obstante, el dirigente alimentó la esperanza que "entre lunes o martes, la Cámara empresaria puede realizar otra oferta".

PREOCUPACIóN Y ALERTA

Los SATSAID de La Rioja y de todo el país, se encuentran en "estado de alerta y preocupados ante la falta de inversión de las empresas de cable. Creen que con la apertura de la discusión de la nueva ley de Radiodifusión que pretende eliminar los monopolios y oligopolios, surgirán nuevas empresas dispuestas a competir, provocando inestabilidad laboral en aquellas empresas de cable que no estén a la altura de las circunstancias".

Los gremios de la televisión, sostienen que, "si las grandes empresas de cable no invierten en mejorar la calidad de sus servicios, existe la posibilidad de que los operarios de televisión queden sin trabajo por falta de competitividad empresarial en el mercado. El temor gremial pasa por el desempleo masivo que puede ocasionar esta situación y más aún bajo el actual contexto económico social por la que atraviesa Argentina y el mundo.

Comentá la nota