Los trabajadores bancarios coparon la City Tucumana exigiendo subas en los sueldos

Empleados de diferentes entidades crediticias, convocados por la Asociación Bancaria de Tucumán realizaron el viernes el paro de actividades por más de cuatros horas. La medida se hizo sentir cuando los trabajadores, además, de realizar los escraches en las propias sedes empresarias se instalaron sobre las calles arrojando bombas de estruendo.
En tanto, los dirigentes que exigen un 25 % al sueldo básico amenazaron que si no hay respuestas el próximo viernes volverían a repetir las medidas de fuerza.

Los trabajadores nucleados en la Asociación Bancaria de Tucumán, siguiendo las decisiones del gremio a nivel nacional, concretaron el pasado viernes un nuevo paro de actividades con manifestación en pleno centro. Alrededor de las 10 de la mañana los manifestantes comenzaron a adherirse a la convocatoria propuesta del sindicato en reclamo de mejoras salariales. Con bombas de estruendo, redoblantes, volantes y pintadas en los frentes de algunas sedes crediticias su malestar se hizo sentir.

A medida que iban pasando las horas, la protesta de los bancarios en la City Tucumana tomó color y también la gente que debía realizar sus trámites se molestó quejándose por la medida. Sin embargo, los dirigentes aseguraron que no aflojaran su lucha hasta que las cámaras empresarias otorguen mínimamente el 25 por ciento de aumento sobre el sueldo básico de los bancarios. Es por eso que antes de culminar con la protesta amenazaron con retomar con este tipo de medidas para el próximo viernes 24 de abril. "El próximo lunes las patronales deben brindar una respuestas a nuestros pedidos ", dijo Eduardo Bourle, secretario general del sindicato.

El gremio bancario indicó que exigirán un aumento salarial del 25%, estabilidad laborar y que se respeten los convenios colectivos de trabajo. En tanto, Bourle, insistió en que continúan en estado de alerta y movilización. "No podemos aceptar el 10 por ciento de incremento porque es real que con tanta inflación no alcanza", explicó.<7p>

El dirigente comentó que hubo algunas personas que se quejaron por la huelga y la protesta. Sin embargo responsabilizó a las patronales por no mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados. "Además nos hemos solidarizado con muchas personas que necesitaban percibir sus haberes y lo hicimos. Los gerentes deben garantizar estas obligaciones. Nosotros no". Sostuvo Bourle.

Comentá la nota