“Se trabaja para que la repitencia en primaria sea menor al 5 por ciento”

Lo manifestó la subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz, quien señaló que los factores de índole social inciden en el proceso de aprendizaje.

Reconoció que hay que intensificar los esfuerzos en el sistema educativo.

Neuquén > La subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz, reconoció que el índice de repitencia en escuelas de nivel primario de la provincia durante 2008 fue del 6 por ciento, tal como publicó este diario en su edición de ayer. Sin embargo, la funcionaria expresó que el índice debería ser menor al 5 por ciento. “La situación es preocupante, pero más que preocupados estamos ocupados”, sostuvo en declaraciones a LU5.

Ruiz señaló que desde el año pasado se trabaja para fortalecer las maestras recuperadoras dentro de cada establecimiento. Agregó que también lo están haciendo con el equipo de supervisores que durante muchos años no estuvo funcionando, mientras revisan las metodologías de trabajo.

“Los niños les presentan a los docentes situaciones problemáticas que no son las mismas a las de hace siquiera seis años atrás”, advirtió Ruiz, quien a la vez señaló que “los chicos necesitan otra cosa de la escuela. Pero la sociedad debe quedarse tranquila porque el docente se actualiza en forma permanente”.

El índice de no promovidos durante 2008 equivale a decir que unos 2.500 alumnos no pasaron de grado, en escuelas cuyo ciclo escolar arranca en marzo y culmina en diciembre, manifestó.

La aclaración es válida para la subsecretaria de Educación porque “existe una gran cantidad de chicos que asisten a clases desde septiembre hasta mayo y que no ingresaron en este porcentaje de alumnos no promovidos”.

Por tanto, si se considera a las escuelas primarias que funcionan durante el período septiembre-mayo, dijo que el sistema registra un total de 76.802 educandos. La cantidad total de alumnos no promovidos se podrá saber después que estas escuelas cierren el ciclo escolar en mayo, advirtió.

Causales

Ruiz reconoció que la repitencia se presenta principalmente en los tres primeros grados, y avanzó sobre algunos factores de índole social que inciden en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

“El maestro se enfrenta con diversas situaciones que van desde la alimentación hasta el acompañamiento de la familia. Los padres trabajan todo el día, viven con planes sociales y todo impacta en el ámbito de la escuela, sobre todo en la primaria”, comentó. Además, expresó que “el bombardeo de nuevas tecnologías” hacen que el niño ya no responda a las mismas metodologías para la enseñanza y el aprendizaje”.

Esfuerzos

Enfatizó que los docentes “son de gran calidad” aunque reconoció que “hay que redoblar los esfuerzos” en el sistema educativo.

“Tenemos que aprender a introducir toda la informática. El docente se acerca cada vez más y con mayor esmero a estas tecnologías para ponerlas en práctica en el aula. Es todo un trabajo de transformación por parte de los docentes que no es menor y que la sociedad también debe reconocer”, concluyó.

Comentá la nota