Ya se trabaja en la construcción de la primera planta de corte social

Merced a esta iniciativa generada por la Secretaría de Minería de la Provincia, se busca promover el desarrollo de los pueblos del interior riojano, generando puestos de trabajo a través de la extracción de rocas destinadas a la construcción, decoración y artesanías.

El titular de Minería, Oscar Lhez, explicó que estamos llevando adelante diversos planes que tienen que ver con el desarrollo de la minería social, en conjunto con la Secretaría de Minería de la Nación.

En este sentido, ya se trabaja en el montaje del primer emprendimiento con estas características, en la localidad de Malanzán, cabecera del departamento Juan Facundo Quiroga. En este lugar se instala una planta de corte regional de filita, destacando que esta roca tiene muy buena aceptación en el mercado nacional e internacional; elevando el nivel de construcción y decoración, no sólo de la zona, sino potenciando un mineral riojano a mercados que registran un muy buen consumo.

En este sentido es válido mencionar que la economía productiva del departamento esta basada casi íntegramente, en una explotación extensiva ganadera (vacunos, bovinos y equinos), que se hace particularmente sacrificada por las condiciones ambientales del árido.

En ese marco, surge la inquietud de crear alternativas que permitan mejorar el sustento de las familias llanistas y la actividad minera se presenta como uno de los recursos con un fuerte potencial económico aún sin explotar.

En la proximidad de Malanzán, en la zona conocida como El Elefante, el hallazgo de filitas (rocas metamórficas lajosas) ha suscitado el interés para su explotación y procesamiento.

Así, en estos momentos ya se trabaja en el montaje de la primera planta de corte social de este mineral que permitirá, en esta primera etapa la ocupación de un buen número de mano de obra local, mientras que para los inicios de la explotación se prevé un requerimiento de al menos diez personas para la extracción del material y cinco para las tareas de aserradero.

Además, es trascendente mencionar que la apertura de la huella minera a los efectos de acceder a la planta, generará un circuito en una zona topográfica por excelencia para el turismo de aventura, valor agregado de la actividad minera que es potenciado por la política de estado del gobierno provincial y debe ser aprovechado por los pobladores del lugar.

En cuanto al impacto ambiental de la obra, el Secretario de Minería de La Rioja, acotó que "la extracción de estas rocas genera el mismo impacto que cualquier cantera común" y, mencionó además "que toda operación minera, independientemente del volumen de extracción, está regida por estándares nacionales e internacionales que aseguran a los ciudadanos la viabilidad del emprendimiento".

En cuanto a la impresión de la comunidad en este aspecto, se espera con ansiedad el inicio de las tareas operativas de la planta, por el promisorio panorama que presenta; al ser la actividad minera generadora de otras tantas que permiten el desarrollo local y la generación genuina de puestos de trabajo.

Comentá la nota