TORROBA ENVIó AL CONCEJO LOS NUEVOS COSTOS Aumentará el 126% la tarifa del agua

Aportes: el municipio readecuará la tarifa del agua. El intendente Torroba aclaró que tomó en cuenta los aportes que se realizaron en la audiencia pública. Envió al Concejo Deliberante un incremento del 126%. Y adelantó que se adoptarán medidas para fomentar un uso racional del agua. La aprobación será un trámite, el oficialismo tiene mayoría propia.
El intendente Francisco Torroba envió ayer al Concejo Deliberante para su tratamiento y aprobación el proyecto de ordenanza que propicia la modificación de la estructura de costos de los servicios sanitarios. El incremento alcanza el 126%.

La propuesta del Ejecutivo consiste en aumentar el valor K actual (valor fijo mensual por categoría de usuarios) de 3,06 pesos a 6,91 pesos, como así también un aumento del metro cúbico de agua de 0,66 pesos a 1,49 pesos. La aprobación en el Concejo Deliberante sería un trámite, ya que el oficialismo tiene mayoría propia.

“La modificación del cuadro tarifario permitirá equilibrar la situación, adecuando la estructura de gastos e ingresos que la municipalidad posee en concepto de gasto sanitario”, señala el proyecto.

“Tal modificación -agrega la propuesta de Torroba- se hace necesaria en virtud de incluir otros ítems en la estructura de costos de los servicios de agua y/o cloacas, mediante la modificación de la ordenanza Nº 3626/06, ya que ésta no había previsto en su estructura el consumo de agua proveniente del Acueducto del Río Colorado”.

Para llegar al monto de la propuesta se consideraron los aportes que se hicieron en la consulta pública, aclaró el intendente. Y añadió que “la municipalidad cuenta hoy en día con una tarifa social que garantiza claramente el respeto al derecho humano esencial y primordial como es el agua, pero para lograrlo debe establecerse una tarifa general acorde a los gastos que insume”.

Destacó además que “el abastecimiento de agua potable tendrá que realizarse teniendo en cuenta que estamos en presencia de un recurso escaso y estratégico. Esto amerita la adopción, en lo sucesivo, de políticas que apunten a un uso racional; la implementación de programas de educación y concienciación de la gente y también la adopción de medidas que eviten su uso indiscriminado e irracional, como la instalación de nuevos medidores en la ciudad”.

Comentá la nota