Torroba se comprometió a hacer de mediador.

El intendente Francisco Torroba y el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Di Liscia, recibieron ayer a los integrantes del Colectivo Social y Cultural 1º de Marzo, quienes expusieron la situación judicial en que se encuentra la propiedad -ubicada en Juan XXIII al 800- donde hace un año dictan talleres y desarrollan actividades artísticas.
Los jóvenes solicitaron apoyo para evitar el desalojo y el intendente les dijo que tratará de mediar con los propietarios para encontrar una solución al conflicto.

“Lo que podemos ofrecer nosotros es tratar de establecer un canal de diálogo entre los propietarios y ustedes, para que en primer lugar los conozcan personalmente y luego para que sepan las actividades que realizan. Probablemente a través del diálogo se solucione el problema”, dijo el jefe comunal.

Además, Di Liscia y Torroba dijeron que hoy visitarán el lugar para conocer en detalle la actividad que se desarrolla allí, charlar con sus integrantes y con los vecinos del barrio.

El juez Hugo Farías ordenó el desalojo de la sede. El plazo vencía ayer pero el abogado Eduardo Fernández presentó un recurso de nulidad de la medida y, subsidiariamente, una apelación. El abogado aseguró que el recurso implica que la orden no está firme y los plazos se estirarían hasta que se resuelva.

Comentá la nota