Torre polémica: Vecinos denuncian que sigue la "impunidad" en Mar del Plata

Un nutrido grupo de vecinos del sector de Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos, Bolívar y Güemes, vienen denunciado hace tiempo que en Mar del Plata "se está constituyendo un grave atropello al medioambiente natural, urbano e histórico", al dejar en evidencia que ya habrían comenzado las excavaciones para emplazar una torre de 20 pisos en Bolívar 1275/87, en el mismo terreno del chalet de Manuela Valdivia de García, una de la primeras construcciones en piedra de la ciudad.

Cabe recordar que, si bien dicho inmueble se encuentra protegido, entre otras, por las Ordenanzas Nº 10075 y 15728 (Código de Preservación Patrimonial), normas que prohíben realizar obras nuevas en el bien histórico; el 6 de octubre del 2005, el ex intendente Katz firmó el decreto N° 2002/05, a través del cual autorizó a Mastrangelo Hnos S.R.L. a construir un edificio de 44, 60 metros de altura en el jardín de la propiedad.

El anterior Ejecutivo no consideró que dicho expediente debería haber tenido vista el Concejo Deliberante, a pesar de que la millonaria obra se trataría claramente de una excepción del Código de Ordenamiento Territorial.

Por su parte, cuando el intendente Pulti ocupaba la banca de concejal, desde Acción Marplatense, se denunciaba que la autorización para construir la controvertida torre no había sido evaluada por el Concejo Deliberante, como ha ocurrido en otras oportunidades, cuando se ha solicitado por la vía de excepción.

En tal sentido, el actual Presidente del HCD, Marcelo Artime, remarcaba que "esta edificación rompe con todos los parámetros utilizados en la construcción hasta el momento, que no debería ser más de ocho pisos, cambiando, en consecuencia, el perfil urbanístico de la zona".

En declaraciones a 0223.com.ar, el ingeniero Eduardo Mata, vecino lindero a la controvertida torre que se pretende levantar, denunció este jueves que "los trabajos llevados adelante en abierto desconocimiento de lo decidido en actuaciones judiciales y administrativas, por la empresa constructora que pretende levantar un edificio en el predio sito en la intersección de la calles Güemes, Bolívar y el Boulevard Costanero. Los mismos están imposibilitados de ejecutarse, ya sea porque la justicia ha hecho lugar a una medida cautelar hoy por hoy vigente, ya sea porque el municipio, haciéndose eco de dicha resolución judicial, obligó a la Empresa, el día 5 de junio de 2009 mediante resolución firmada por el Director de Obras Privadas, Arq. José Luís Carpinelli -Expediente 52-V-30-, a paralizarlos".

A reglón seguido, puntualizó que "en esta última decisión, se les ordenó a la compañía constructora, ejecutar los trabajos necesarios y urgentes para garantizar la seguridad pública y evitar daños materiales a los edificios linderos. Y no solo que estos últimos, transcurridos ya casi 2 meses, no se han concluido, sino que desde el 20 del corriente se han renovado las tareas prohibidas por la justicia y la municipalidad, a saber: se ha profundizando la excavación y procedido a la extracción de la tierra removida, circunstancia que motivó la reiteración de la suspensión, el día 28 pasado, por parte del Jefe del Dpto. de Fiscalización de Obras, Arq. Jorge E. San Martín".

Además, Mata agregó que "atónito observé al día siguiente que los trabajos imposibilitados de realizarse se siguieron llevando a cabo con total impunidad. En fin, resulta inadmisible que ciertos ciudadanos burlen las leyes y desobedezcan las decisiones judiciales y municipales sin el menor recato y con total desfachatez".

"Lo que nació con el dictado de decretos que violan ordenanzas municipales, leyes provinciales y la Constitución Nacional, en la actualidad, continúa como si una ‘mano invisible’ autorizara, de alguna forma, un nuevo atropello al patrimonio, urbanístico, arquitectónico, histórico, cultural de Mar del Plata", finalizó Mata.

Comentá la nota