Toro Rosso presentó su nuevo monoplaza para la temporada 2009.

Toro Rosso presentó su nuevo monoplaza para la temporada 2009.
F1: La escudería italiana Toro Rosso presentó en Barcelona su nuevo monoplaza para la temporada 2009 de Fórmula 1, que comenzará el 29 de marzo en Australia.
El modelo STR4 será conducido por el francés Sebastien Bourdais y el suizo Sébastien Buemi, presentes ambos en los boxes del circuito catalán.

El nuevo monoplaza de Toro Rosso se basa en el RB5 usado por Red Bull en el año anterior y volverá a contar con un motor Ferrari.

Toro Rosso logró la primera victoria de su historia en el Gran Premio de Italia de 2008, gracias al triunfo del alemán Sebastian Vettel, que este año correrá en Red Bull, el equipo "hermano" de la escudería italiana.

El jefe del equipo, Franz Tost, deseó como mínimo igualar el papel de 2008, cuando Toro Rosso acabó como sexto mejor equipo.

"Nuestro objetivo va a ser que cada noche cuando acabe la carrera tengamos la seguridad de que lo hemos dado todo en la pista. Y los resultado ya llegarán", dijo Tost.

En tanto, la escudería se resistirá a la tendencia e incrementará su número de empleados en un momento en el que los demás equipos de la Fórmula Uno aplican recortes de personal para reducir costos debido a la crisis financiera, dijo el lunes el director de la escudería italiana, Franz Tost.

Toro Rosso es el equipo con menor presupuesto en la categoría, de apenas 100 millones de euros (126,4 millones de dólares), una cifra que algunos constructores llegan hasta a triplicar.

Tost indicó que las medidas de reducción de costos acordadas por los equipos y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) harían la vida más fácil, con los gastos en motores recortados casi a la mitad en comparación con el 2008.

En ese sentido, la prohibición de ensayos durante la temporada también contribuye.

Sin embargo, Toro Rosso se convertirá en un constructor independiente el año que viene y diseñará su propio auto luego de haber compartido durante este tiempo el mismo chasis que su escudería hermana, Red Bull.

"Agregaremos empleados en el área de diseño y también en aerodinamia. Pero en el resto de los departamentos estamos completos de personal", contó el directivo.

"Actualmente tenemos alrededor de 178 personas en Faenza y para fines de esta temporada y comienzos del 2010 asumo que tendremos cerca de 250", agregó.

Toro Rosso, que reemplazó al ex equipo Minardi tras ser comprado por Red Bull en el 2005, dio la gran sorpresa el año pasado cuando el piloto alemán Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Italia.

Ante la pregunta de si los equipos pequeños podrían continuar teniendo un nivel decente de rendimiento, Tost dejó en claro que a su entender siempre tendrían que sufrir para lograrlo.

"Tenemos que seguir haciendo el trabajo de la manera más eficiente posible, y creo que los estamos haciendo", destacó el director de la escudería que utiliza motores Ferrari.

"Incrementaremos nuestra infraestructura y traeremos más gente, veremos dónde terminamos", añadió.

Comentá la nota