Tornado derribó varias casillas del peaje del puente Chaco-Corrientes

Un tornado, con fuertes ráfagas de viento que llegaron a promediar los 80 kilómetros por hora junto a una cubierta de lluvia importante, sorprendió ayer por la tarde a todos quienes circulaban por la autovía Nicolás Avellaneda en dirección a Corrientes, principalmente a quienes se encontraban trabajando en el sector del peaje del puente interprovincial, en donde el meteoro mostró mas saña al tumbar varias casillas, producto del cual cinco personas resultaron lesionadas
De acuerdo a la información recabada por NORTE, poco antes de las 18,40 horas, según estiman los policías ubicados en el control de acceso al puente Manuel Belgrano, una fuerte ráfaga de viento se llevó unas cinco casillas de la estación de peaje, haciendo lo propio con otras dos casillas pertenecientes a la Administración Tributaria Provincial (ATP).

Precisamente, un empleado de la ex rentas, identificado como Simeón Benítez, debió ser trasladado hacia el Hospital Perrando, debido a que al momento de registrarse el meteoro, lo sorprendió en el interior de la casilla, producto del “sacudon” resultó con una contusión en el hombro.

Mientras tanto, también resultaron lesionados cuatro operarios (cajeros) de la empresa EMCOVIAL quienes también fueron sorprendidos por el temporal, aunque todos registraron heridas leves.

Mientras tanto, también se supo que los efectos del tornado también afecto a un amplio sector de la autovía Nicolás Avellaneda, especialmente voló parte del techo de la estación de servicios que se encuentra antes de la rotonda de acceso al puente, como así también numerosos carteles que había en el sector.

Además, la antena de comunicaciones perteneciente a Gendarmería Nacional sucumbió ante la fuerza del viento.

No hubo necesidad de realizar mayores controles en el tránsito, aunque efectivos policiales y gendarmes indicaban a los automovilistas que solo una de las vías estaba habilitada y hasta el cierre de nuestra edición, los autos pasaban sin pagar.

Posteriormente, un camión grúa llegó hasta el lugar y de inmediato, se iniciaron los trabajos de reparación de todo el sector afectado.

Aunque el efecto del temporal solo duro alrededor de 15 minutos, prácticamente momentos después, el cielo volvió a limpiarse y asomó nuevamente el sol.

Igualmente, el calor intenso de la jornada de ayer se vio aplacado, aunque sea por unos momentos, por esta tormenta.

Comentá la nota