Un tornado arrasó Ataliva Roca.

Un tornado arrasó Ataliva Roca.
Daños: “Ahora, hay que reconstruir Ataliva”, dijo el intendente Martín Borthiry después del paso del tornado. Los daños materiales son cuantiosos.
Por fortuna, no hubo que lamentar víctimas ni personas heridas. El flamante polideportivo para seis mil personas quedó completamente destruido. Se volaron varios techos de viviendas. Cayeron cables y árboles. Todo duró cinco minutos.

Un tornado provocó cuantiosos daños materiales en Ataliva Roca, ubicada a unos 45 kilómetros al sur de Santa Rosa. La furia de la naturaleza se desató aproximadamente a las 17:00. El panorama que quedó después del fenómeno meteorológico es el de una localidad arrasada: chapas, ramas, escombros y cables caídos se veían por todos lados.

Minutos después del tornado los vecinos se animaron a salir de sus viviendas y comenzaron a limpiar los destrozos que provocó el fuertísimo viento.

“Era un embudo, m’ijo”, graficó una vecina, testigo de los cinco minutos que duró el tornado que descargó agua y granizo, pero sobre todo viento.

Ataliva Roca se quedó por varias horas sin gas ni agua potable. Al cierre de esta edición personal de la Cooperativa Eléctrica de Santa Rosa no había podido restablecer el servicio de luz.

Un rápido recuento de los daños es el siguiente: el viento tiró al suelo el polideportivo para 6 mil personas, arrancó techos de casas, parrillas y galpones, derribó antenas de radios, volteó plantas y la gran mayoría de los cableados de telefonía, televisión por cable y electricidad. También voló los techos de los invernaderos de la localidad.

Al momento de producirse el fenómeno, hubo un escape de gas que se originó porque una torre del gimnasio cuando cayó al piso rompió un caño. Personal de Camuzzi reparó la pérdida pero tuvo que cortar el suministro.

Reconstrucción

“A partir de ahora hay que reconstruir Ataliva Roca, porque no nos quedó casi nada”, dijo el intendente Martín Borthiry (PJ), quien se puso a coordinar los trabajos reparación y limpieza junto al jefe de la Policía, comisario Ricardo Baudaux. Personal de Defensa Civil, bomberos, policías y empleados municipales ayudaron en las tareas de juntar los destrozos.

Hasta ayer no se había hecho una evaluación de los daños que podrían ser millonarios.

La antena de la fibra óptica que comunica la capital provincial con el sur de la provincia fue arrancada, se precipitó sobre el galpón de la Municipalidad y rompió una camioneta municipal que se encontraba en el lugar.

El moderno polideportivo, construido para albergar los Juegos de la Araucanía del año 2007 y que tenía capacidad para seis mil personas, quedó reducido a una pila de chapas, hierros retorcidos y escombros. Quedó en pie la parte vieja del gimnasio. Algunas chapas aparecieron a 200 metros de distancia.

Aunque no tiró las paredes, el viento se llevó el techo de la Terminal de Omnibus de la localidad. Los hierros y chapas quedaron hechos un bollo a un costado.

Comentá la nota