Tormenta radical

La UCR bonaerense está al borde de una nueva crisis porque sería inminente la renuncia de su actual titular, Daniel Salvador, que asumió en julio último. El motivo surgió en la última convención provincial. Las fuertes acusaciones cruzadas entre distintos sectores internos. El operativo clamor para evitar la dimisión
"E“El que siembra truenos, cosecha tempestades”, afirmó ayer un alto dirigente de la UCR provincial. La frase hacía alusión a los supuestos “manejos” del oficialismo partidario, representado por las líneas internas hasta ahora más poderosas dentro del centenario partido, que podrían desembocar en la renuncia de Daniel Salvador, titular del Comité Provincia.

Todo empezó con la Convención que se hizo el sábado en San Miguel. A pesar de que hubo quórum y se votaron nuevas autoridades para la institución partidaria, Daniel Salvador no quedó conforme con el resultado.

Así lo ratificó ayer a diariohoy.net. “La convención cumplió con todas las pautas legales, pero en cuanto a contenido político debo reconocer que no se alcanzó el objetivo que yo buscaba”, dijo Salvador, y explicó “yo tomé este cargo para trabajar en la integración e institucionalización del partido y eso no tuvo lugar. Los diferentes sectores respondieron a mi convocatoria y fueron a la convención, pero después quienes manejan la mayoría no generaron las condiciones para que se produjera la unidad y el encuentro”, en velada alusión al Modeso y a la CON, líneas internas de Leopoldo Moreau y de Federico Storani.

Al no lograr el mandato de unidad, Salvador reconoció que está masticando su renuncia: “Lo estoy analizando y lo evaluaré en el seno del partido”. Esa instancia sería inminente y el desenlace podría conocerse hoy mismo, según ratificó anoche a Hoy el dirigente.

Así lo hizo ayer, durante la tarde, cuando mantuvo extensos diálogos con varios dirigentes del partido, quienes, en una suerte de operativo clamor le pidieron que “replantee” su decisión. Entre ellos que se encontraban algunos del oficialismo. “Salvador tenía una visión de la convención que no se dio, pero ahora lo empujan a renunciar quienes ya tienen decidido irse a la Coalición Cívica”, manifestaron a Hoy desde ese sector.

Quienes tendrían decidido “irse” serían el Grupo de Mar del Plata que lideran los senadores Jesús Porrúa y Diego Rodrigo. “No hay nada acordado, eso es una mentira de (Leopoldo) Moreau”, respondió ayer Porrúa.

En ese sentido, aseguró que reivindica la postura de Salvador, al que calificó de “comprometido” con el trabajo con miras a la unidad.

Por ello, afirmó que “si va a renunciar, respetaremos su decisión porque es un gesto de un hombre con principios”.

Además, quien también participó de la Convención fue el dirigente alfonsinista y ex secretario de Comercio, Ricardo Campero. En diálogo con Hoy, el referente de San Fernando se hizo cargo de haberle dado quórum al oficialismo, “para que se dé el debate, que es aquello por lo que siempre hemos luchado”.

Sin embargo, calificó a la convención como “institucionalmente bien pero políticamente mal”. En cuanto a la renuncia de Salvador, el ex funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín manifestó que es “respetuoso de su decisión”, aunque cree que no debería dimitir. También confirmó que en San Fernando también se le podría exigir la renuncia, ya que Salvador es vicepresidente del partido en el distrito.

Como se ve, la UCR no termina de salir de la crisis crónica que la afecta como institución, debido a la feroz interna.

Comentá la nota