La Tormenta Perfecta.

En las provincias patagónicas, cerca de 5.300 personas ya perdieron su trabajo o sufrieron recortes. "Es la tormenta perfecta", definió un empresario de esa región. El párrafo le pertenece a un artículo del diario Clarín, en su edición del lunes pasado.
Según Clarín, "el panorama en las provincias sureñas es desolador. En Chubut cerraron las plantas de SM&S, Poseidón, Neptuno, Arbumasa, Barilari y Siracusa, mientras que redujeron su actividad Conarpesa, Harengus, Kaleu Kaleu, Alpesca e Iberpesca, entre otras".

"En Río Negro cerraron cuatro plantas de San Antonio Oeste y están al borde de hacerlo Marítima Santa Fe, Camaronera Patagónic, Pesquera Austral, Poseidón y Tramar. Y algo parecido sucede en Santa Cruz, la provincia del matrimonio presidencial. En el sector se estima en 40% la caída de la actividad", agrega.

"Según el relato de los empresarios patagónicos, la "tormenta perfecta" se formó por la combinación de una fuerte caída de los precios internacionales (las principales especies bajaron de 25 a 45%) y los altos costos en dólares que enfrenta el sector, básicamente en salarios. Señalan que en el conjunto de la actividad industrial la incidencia del costo laboral es de 12% y en la pesca trepa a 60%", dice además el diario porteño.

Comentá la nota