La tormenta ocasionó diversos problemas en Gualeguay y Paraná

Hubo problemas de anegamientos en diversas localidades. Y sigue vigente un alerta meteorológico. La térmica más alta en la región ayer fue de 47,8º en Villa Urquiza. En Paraná se debió asistir a 80 personas.
El fuerte aguacero que cayó en horas de la tarde de ayer en buena parte de la geografía entrerriana, generó diversos problemas de anegamientos. Paraná y Gualeguay fueron las ciudades con mayores problemas en viviendas precarias, que sufrieron el ingreso de agua, según los primeros datos recogidos anoche por la Dirección de Defensa Civil de la Provincia.

En el caso de la capital provincial, el epicentro fue los sectores emplazados a la vera de los arroyos –fundamentalmente el Antoñico–, cuyos cauces colapsaron ante la intensidad de la precipitación.

En el inicio de la tarde, las primeras precipitaciones se registraron en Gualeguay, donde cayeron cerca de 120 milímetros. "Hubo muchos hogares que sufrieron ingreso de agua y debieron ser asistidos", indicó Roberto Destri, titular del organismo provincial.

En su ascenso hacia el norte provincial, el fenómeno climático se abatió con similar intensidad y dificultades en Victoria, Diamante y en Paraná. Justamente, en la capital provincial, en poco menos de una hora y medio, cayeron 65,5 milímetros, de acuerdo con la estadística hasta las 20, cierre de la edición.

Básicamente, los primeros pedidos de ayuda se habían centrado en nylon y colchones, que se mojaron en precarias viviendas.

En Paraná

La Municipalidad de Paraná debió asistir al menos a 80 personas que resultaron afectadas por la intensa y persistente lluvia caída ayer sobre la capital provincial.

El titular de Defensa Civil, José Luis Guzmán, dijo a APF, que la tormenta también provocó caída de árboles. "Hemos asistido por lo menos a 80 personas, a las que se les mojaron colchones y demás pertenencias dentro de las viviendas", precisó el funcionario y explicó que en su mayoría se trata de casas "precarias, en muchos casos de cartón".

Este domingo continuaban las tareas para terminar de asistir a los damnificados y despojar la ciudad de los árboles caídos producto de la tormenta. "Estamos trabajando en coordinación con Obras Viales y Desarrollo Social".

La lluvia comenzó ayer enparaná, aproximadamente a las 17:30 y hasta las 2 de la madrugada habían caído 105 milímetros. Guzmán informó que "comenzó un cambio de vientos y ondas de calor, lo que permitiría que mejore el tiempo, pero el alerta persiste".

Cambio

Por efecto del temporal, las temperaturas cayeron abruptamente más de 15º y las térmicas retrocedieron hasta 30º por la noche, en relación a las marcas en horas de la siesta. Fue el sello a una jornada de calor casi extenuante, que elevó la sensación térmica en la provincia, más allá de los 40º.

Según los registros de la Dirección de Hidráulica de la Provincia, la más alta –según las estaciones disponibles– se registró en Villa Urquiza: fue de 47,8º cerca de las 15.

Por la misma hora, la sensación térmica en Villaguay era de 46,1º, 43,9º en Feliciano y en Paraná, 43,3º.

Alerta

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se estima que Entre Ríos continuará afectada por lluvias y tormentas de variada intensidad, algunas de ellas de fuerte intensidad, con abundante caída de agua, granizo y ráfagas de viento.

En tanto, prevén que las condiciones comenzarán a mejorar recién en el transcurso de mañana.

Comentá la nota