La tormenta de granizo derribó 180 postes y dañó líneas de media tensión

La tormenta de granizo derribó 180 postes y dañó líneas de media tensión
Nueva Coneta permaneció casi 24 horas sin electricidad. “Nunca pasó algo como esto”, dijo el presidente de EC Sapem.
Nueva Coneta, en Capayán, fue la zona más afectada por el violento temporal de viento, lluvia y granizo que azotó el domingo al Valle Central. La caída de árboles dejó sin energía por casi 24 horas a los vecinos del sector, luego de que cayeran alrededor de 180 postes y se dañaran líneas de media tensión. El fuerte meteoro afectó el Valle Central en su totalidad. No obstante, desde Defensa Civil se confirmó que “el sector más crítico fue Capayán, principalmente la zona de Nueva Coneta”.

Sobre la situación, el director de Defensa Civil Alfredo Saavedra explicó que “se estuvo trabajando hasta altas horas de la madrugada por la cantidad de árboles caídos”. Sin embargo, resaltó que “Capayán es el sector más afectado, de Nueva Coneta para adentro sobre todo”.

Según la información a la que pudo acceder El Esquiú.com, esta localidad fue la más perjudicada, ya que los daños que ocasionaron los árboles caídos en el tendido eléctrico fueron de magnitud, a lo que se agregaron otros inconvenientes. Desde la comisaría del lugar comunicaron -hasta el cierre de esta nota- que continuaban sin energía aunque operarios de la EC SAPEM realizaban ingentes esfuerzos para reestablecer el servicio.

Por otro lado, se recordó que los daños en el Valle Central fueron sólo materiales y que, afortunadamente, no hubo víctimas fatales ni evacuados. Sin embargo, sí se registraron motociclistas lesionados por derrapes en la calzada, aunque con heridas leves. Hasta la tarde de ayer, personal de Defensa Civil, Bomberos, SAME y operarios de EC Sapem seguían brindando asistencia.

“Nunca pasó esto”

El director de la empresa energética de la provincia, Guillermo Dalla Lasta, manifestó que “el problema con la energía eléctrica ha sido muy grande”. Hubo alrededor de 180 postes caídos, además de las líneas de media tensión dañadas. Al respecto, Dalla Lasta dijo que se continúa trabajando “al mismo ritmo que cuando inició el temporal, incluso con cuadrillas que pertenecen a otros sectores de la empresa”. Tras decir que el problema “fue muy serio”, el funcionario reveló que “las piedras y el agua no tienen nada que ver sino la caída de los árboles”.

Por otra parte, pidió a los usuarios tener “paciencia” para el normal funcionamiento del servicio y explicó que “el protocolo de todas las empresas va de mayor a menor”. Primero, “con las líneas de media tensión; una vez que está solucionado se pasa a las subestaciones, luego a los reclamos de los postes caídos (que no necesariamente han dejado sin servicio) y en cuarto término al usuario individual”.

Trabajos sostenidos

Finalmente, el director ratificó “que se continúa trabajando al mismo ritmo” y aseguró que “el problema en la zona del Valle Central es enorme, más durante marzo”. “Históricamente, nunca pasó esto, es algo que no se vio”, dijo Dalla Lasta sobe los problemas suscitados.

Otros daños

Defensa Civil informó que en el Valle Central hubo más de 30 árboles caídos -algunos de gran porte- y alrededor de 20 viviendas afectadas por voladuras o caídas de techos. En este marco, fueron derribados por el viento ejemplares muy añosos en la zona de la avenida Ocampo y en inmediaciones del Hogar Escuela.

Además, gran parte de la población se vio afectada por la falta de energía eléctrica debido a la cantidad de postes caídos y líneas de media tensión dañadas. Las zonas más afectadas fueron Capayán, Valle Viejo y los sectores Norte y Sur de la Capital.

Coment� la nota