¡No toquen a la nena!.

F1: Danica Patrick está cada vez más cerca de saltar al Gran Circo. Sería con el USF1, equipo yanqui.
Hay dos fechas que marcaron la carrera de Danica Patrick. En 2005 se convirtió en la cuarta mujer en correr las 500 Millas de Indianápolis. No sólo asustó a todos con el cuarto lugar en la grilla: lideró la carrera hasta faltando 30 vueltas. Llegó en el mismo lugar en que largó. La segunda fecha que transformó en millonarios a sus contratos fue el 20 de abril de 2008. Patrick fue la primera mujer en ganar en Indycar, algo que la hizo llorar un rato largo en el podio. Se llevó las 300 millas de Japón, en el óvalo de Twin Ring Motegi. Desde allí, Danica prepara su salto a la Fórmula 1.

La nueva escudería USF1, que se presentará la semana que viene y planea correr en el Gran Circo en 2010, la quiere en un auto. "Si acepta, nos gustaría hacer una prueba con ella", admitió Ken Anderson, director técnico del nuevo equipo y ex ingeniero de la escuadra Ferrari.

"Para cualquier piloto, la Fórmula 1 es un sueño", repite esta preciosa morocha nacida el 25 de marzo de 1982 en Beloit, Wisconsin, tierra yanqui. El glamour que aportaría Danica enloquece a Bernie Ecclestone, jefe de la F-1, quien soñara alguna vez con la frescura de Valentino Rossi. La atención mediática que captaría la estadounidense sería un boom publicitario.

Sus ganancias en Indycar son altas, al nivel de los apellidos más pesados de la división. Es imagen de marcas como Coca-Cola y hasta ha entrado a la lista Forbes de las deportistas mejor pagadas del mundo. La revista Sport Illustrated se fijó en ella para que fuera una de las modelos de su calendario 2009.

El equipo USF1 ya tiene asegurados 65 millones de dólares. Tendrá su sede en Charlotte, Carolina del Norte, en Estados Unidos, donde se encuentra uno de los mejores túneles de viento del mundo. Scott Speed, que ahora corre en Nascar, parece contar con ventaja por su experiencia en la Fórmula 1 (en 2006 y 2007 compitió con Toro Rosso), pero eso tampoco le garantiza nada. Danica pisa fuerte.

Comentá la nota