Toppa habla del plan de viviendas de la Clyfer

No solamente se trata de otorgarle valor agregado a un predio actualmente en desuso, sino de generar trabajo para la planta de pavimentación de la cooperativa - Además, la iniciativa marcará el retorno de la entidad a la materialización de obras de envergadura, paso previo -o paralelo, incluso, a su reincursión en la realización de obras públicas
Como ya hemos explicado, el Consejo de Administración de la Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas Limitada anunció hace algunas semanas un programa de proyectos a corto, mediano y largo plazo, que signarán el accionar de la entidad en los próximos cinco años.

Estos incluyen, a grosso modo, un proceso de inversiones para mejorar la logística y capacidad operativa de la entidad, como así también su parque automotor; la implementación de un proyecto habitacional en terrenos propios de la Clyfer; la construcción de una nueva sede operativa y administrativa en el predio donde actualmente se emplaza la planta de pavimentación y la realización como inmueble de la actual sede de la cooperativa; el ya mencionado desarrollo del sistema denominado triple-play (telefonía, televisión e internet); y la reestructuración a gran escala de la estación transformadora de la ruta 31, tanto para canalizar la demanda creciente de la ciudad y sus consumidores mayores, como para facilitar radicaciones industriales en el distrito.

Estos planes son de aplicación gradual: algunos de ellos demandarán tal vez años de proyección para su materialización, como la reestructuración de la ET, en tanto que otros, como la inversión en material y parque automotor, o el proyecto habitacional, son de curso más cercano en el tiempo.

EL PROYECTO HABITACIONAL

En este caso, abordaremos puntualmente uno de los proyectos que, de no mediar imponderables, podría materializarse en un plazo más o menos cercano: la construcción de un énclave habitacional de 24 unidades, en el predio que la cooperativa posee en el sector delimitado por el Parque General Alvear y el barrio Jardín.

La importancia de este proyecto no radica solamente en que de esta forma se le otorgará valor agregado a un predio actualmente en desuso, sino que, fundamental, servirá para generar trabajo para la planta de pavimentación de la cooperativa.

Además, la iniciativa marcará el retorno de la entidad a la materialización de obras de envergadura, paso previo -o paralelo, incluso, a su reincursión en la realización de obras públicas. Y este último, en definitiva, es el gran paso que se pretende dar, a partir de la estrategia morotizada por la actual conducción de la entidad, a partir del refortalecimiento de los lazos con el gobierno local, otrora rotos.

BRINDÓ PRECISIONES EL GERENTE TOPPA

Hay que aclarar, en tanto, que éste es un proyecto habitacional que apunta a determinado nicho de mercado: sin ser fastuoso, lujoso o pretendidamente "exclusivo", no es un plan social de viviendas. Su cometido, ya lo hemos indicado, es realizar económicamente un predio sin uso actual y, además, cimentar un buen negocio para la institución.

Su ideación, básicamente, se debe a una iniciativa conjunta entre el actual gerente general de la entidad, ingeniero Antonio Toppa, y el responsable de la planta de pavimentación de la cooperativa, arquitecto Juan Carlos Morando. Trasladada que fuera la idea al CdA de la Clyfer, se definió rápidamente su elevación a nivel de proyecto.

"En su momento, pensábamos utilizar ese predio, sito entre el Parque Alvear y barrio Jardín, para ampliar el barrio Jardín propiamente dicho, que construímos nosotros, con más casas del mismo estilo, más pavimento de hormigón, cableado subterráneo, etc.", explica Toppa. Pero esa ampliación hubo de soslayarse ya que, para ese momento, los costos se habían disparado.

Así, "pensamos en algo que, en última instancia, la gente pueda comprar y pagar, más allá de que no se trata de un plan social, sino, claramente, de un negocio inmueble para la cooperativa", en el cometido de realizar económicamente los predios ociosos de que dispone la entidad y, en este caso puntual, con el valor agregado de servicios completos, más un barrio de veinticuatro casas.

"La idea primitiva, por ahí, era, sabiendo que las parcelas tienen las medidas que se necesitan, ejecutar la luz eléctrica, el alumbrado, las cloacas, el agua, el gas y el cordón-cuneta. Es decir, darle un valor agregado a ese predio que teníamos ocioso y, a la vez, generábamos mano de obra para la planta de pavimentación, que es algo que queremos hacer sí o sí", explicó Toppa.

"Pero, ¿qué sucedió? Como por mi actividad privada estoy involucrado con un proyecto de viviendas, yo tenía los costos de construcción de un barrio bastante conocidos, sacamos algunos valores rápidito: pensamos que si ya teníamos el predio, más los servicios, podíamos construir las casas, completando un proyecto de viviendas", agregó.

Básicamente, el proyecto en ciernes contemplaba la construcción de viviendas de unos 62 metros cuadrados, con todas las dependencias, y posibilidades de ampliación: cocina, living comedor, baño y dos dormitorios; "yo le planteaba a Juan Carlos que cada unidad debía tener la posibilidad de ampliar a un garage y a un tercer dormitorio, con lo cual podés contar con una casita de más de 100 metros cuadrados que, para una familia tipo, es una buena comodidad, y en un barrio muy bueno", puntualizó el gerente Toppa.

El plan tendría un plazo de ejecución de veinticuatro meses, y se procuraría un esquema de anticipo y cuotas que pueda estar al alcance de una familia de ingresos medios.

"Estamos trabajando fuertemente en esto, porque ya para la asamblea (del sábado 20) vamos a presentarle a los asociados por lo menos un panorama general del proyecto, con los datos más importantes", anticipó luego.

El énclave habitacional en ciernes quedaría situado de este modo en un lugar muy lindo y con buenas posibilidades residenciales: al lado mismo de barrio Jardín, y lindando con el Parque General Alvear.

Tendría acceso por la misma calle de Jardín que hoy está cortada: esa calle interna engancha por el mismo sector con la prolongación de Hilario Lagos. E incluiría una rotonda interna para circular con comodidad.

"Por ahí está mal que lo digamos nosotros, pero el proyecto, la verdad, me pareció muy lindo", dijo Toppa.

TRASLADO DE LA SEDE DE LA ENTIDAD

Estas iniciativas imbrican con un plan -ya a largo plazo- que propone la construcción de un nuevo y moderno edificio, de varias plantas, en el enorme predio de la planta de pavimentación, para la instalación de las distintas áreas operativas y administrativas de la entidad, conservando en ese lugar, lógicamente, la planta de pavimentación propiamente dicha, ya modernizada y optimizada.

Pero este un proyecto de gran magnitud, y será planteado con mucha visión de futuro: básicamente, contemplando todas las posibilidades de desarrollo interno de la entidad hacia por lo menos las dos décadas venideras.

Comentá la nota