Tope a la nocturnidad "Lo estamos viviendo como un acto de represión"

Así lo manifestaron los dueños de "Mrs. George" en diálogo con EL DEBATE. Anunciaron que sus ventas han bajado considerablemente y que han tenido que despedir empleados. Mientras tanto el Ejecutivo dice que no hay presupuesto para pagar las horas extras a inspectores.

El Decreto 396 sigue generando repercusiones, y en esta oportunidad Jorge y Evelina Crespo, dueños de "Mrs. George" dialogaron con EL DEBATE acerca de la nota publicada por este matutino en la edición de ayer la cual menciona que Aldo Morino, reconoció en la reunión de Labor Legislativa que para realizar mayor control durante la noche se necesita una mayor partida de presupuesto.

Es así que Jorge Crespo nos dijo: "Con esto nos da la razón a los comerciantes, de que el problema no es de los boliches, sino que no pueden controlar la calle".

En este sentido mencionó que "El problema que tenemos en estos momentos en la gastronomía es el recorte de los horarios, porque esto nos produce sacar gente de cada comercio de la noche, tenemos una entrada considerable mucho menor de dinero. Cada boliche tiene su seguridad interna dentro del mismo o en la puerta, pero acá está diciendo que no tienen dinero para pagar las horas extras de los empleados. Este es un problema municipal y esto está saliendo a la luz, que no hay seguridad en las calles porque no tiene medios adecuados la municipalidad para pagar los sueldos que tiene que poner en seguridad todas las noches".

Reglas claras

Por otra parte, señaló: "Tenemos las reglas del juego muy claras, los menores sabemos que tienen que irse a dormir temprano, cada comerciante sabe que si se encuentra un menor dentro del comercio se tiene que clausurar como corresponde; pero no puede ser que se le corte la noche a un mayor de edad que un día de semana no puede venir a la una de la mañana a tomar un café, una cerveza… "En este momento estamos viviendo como una represión", aseguró indignado por la situación.

Camino a la quiebra

Asimismo Crespo comentó que "El daño económico que esto nos causa, creo que el 30 ó el 40% de los comerciantes vamos a la quiebra, porque no vamos a poder afrontar los gastos que tenemos dentro de los comercios", y al respecto agregó: "los alquileres en Zárate son muy caros, los gastos de luz y gas no son baratos porque tenemos muchas maquinarias dentro de la empresa, tenemos mucha gente también, y todo el personal en blanco. Si seguimos así no vamos a poder pagar ningún costo de carga fiscal".

En tanto, también dijo que "Hoy en día hay tres personas menos sin trabajo en "Mrs. George", y había 17 personas, mientras que en el verano hay 22, pero este verano vamos a seguir trabajando con la gente que tenemos", indicó.

Más tarde dijo: "No se como la comuna va a resarcir el daño económico a todos los comercios, yo creo que esto va ser un problema a largo plazo porque muchos de los gastronómicos estamos muy mal económicamente", aseveró.

Después de la Gripe

Por su parte, Evelina recordó: "Además veníamos de que por la gripe A tuvimos que sacar mesas, e hicimos todo lo que el municipio pidió para colaborar, fuimos los primeros que pusimos alcohol, los baños en condiciones, y preparamos a los empleados", y agregó: "Se trabajaba con poca gente y con poca entrada y lo aguantamos, y ahora todo este período lo estamos sobre llevando, pero mal".

También comentó: "Nosotros no tenemos por qué sacar a nadie y dejarlo sin trabajo, me parece absurdo. Me parece que sí hay que controlar a los menores, y queremos que haya un espacio para ellos, pero sí deben tener un tope de horario, y consideramos que el adulto puede salir hasta la hora que quiera", y mencionó además: "Pero desde las puertas para afuera necesitamos la seguridad del municipio que hace años que la estamos pidiendo".

La ordenanza

Crespo comentó que "La nueva ordenanza que dictó el Concejo Deliberante creo que fue un salvavidas para evitar el caos social que se estaba por generar, así y todo la gente de Zárate es muy respetuosa de las leyes, a pesar de estar disconformes las cumplimos".

Por último dijo "Generalmente la gente de Zárate se está acercando a ciudades aledañas como Campana, están creciendo los comercios de otras ciudades y nosotros nos estamos quebrando", concluyó.

Comentá la nota