El NEA tomó un 6 por ciento de los créditos del Banco Hipotecario

La mayoría de los beneficiarios pertenecen a la clase media alta. Tal vez por el requisito de contar con ingresos familiares de 6.600 pesos de promedio. En la primera etapa el 60% de los créditos fueron tomados por Capital Federal, el Gran Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. El NEA tomó el 6 por ciento de la oferta.
Los préstamos hipotecarios que lanzó el Gobierno nacional cosecharon un importante nivel de aceptación, aunque la ventaja de ser en pesos y a tasas fijas a 15 años no alcanzó para que la región tenga protagonismo en un primer desembolso de los créditos que otorga este plan. Tal vez el requisito de contar con ingresos familiares altos (6.600 pesos de promedio) influyó en la habilitación de pedidos de esta parte del país.

En una primera estadística publicada por un matutino porteño, el 60% de los créditos habilitados hasta ahora se centraron en Capital Federal, el Gran Buenos Aires (suman el 45%) y la provincia de Buenos Aires (el 15%), en tanto que para el NEA (Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones) se quedó con un 6%.

Por su parte, la Patagonia concentró el 12%; la zona Centro el 10% de los créditos; Cuyo, el 10% y el NOA sólo un 2%, según especifica un informe basado en estadísticas oficiales que publicó "El Cronista".

El plan nacional, con fondos originados en la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), logró un alto nivel de aceptación en la población: el Banco Hipotecario, encargado de ejecutarlo, está efectivizando los primeros 2.100 desembolsos en todo el país.

De acuerdo a la publicación del matutino porteño, los empleados bancarios del Hipotecario reconocen estar ahora algo menos abrumados en comparación al "estallido" de demanda que generó el plan durante las primeras semanas. Hoy tienen un total de 14.229 precalificaciones.

Este es sólo el "comienzo del comienzo" de las colocaciones, dijeron. "Esperamos estar otorgando al menos 8.000 créditos para antes de fin de año, que representarían alrededor de 1.200 millones de pesos", contó una fuente de la entidad.

El plan tuvo su mayor aceptación en la clase media alta, y resultó más beneficioso para obtener viviendas cuando se era empleado: más del 80 por ciento de los beneficiarios del crédito son trabajadores en relación de dependencia (sólo un 13% es autónomos) con un ingreso promedio de 6.600 pesos para el grupo familiar.

Comentá la nota