Tome riesgo, desarrolle una idea

Por: Silvia Naishtat

De pequeños querían ser profesores, pintores, escritores o raperos. Pero Santiago Siri, 22 años, se convirtió en empresario. Con zapatillas baratas, pantalón de corderoy del Once, anteojos de chico estudioso y barba de varios días, Siri se ganó la ovación de otros 1.200 emprendedores que lo escucharon extasiados la última semana. Siri se anticipó en tecnología y apostó a la inteligencia artificial aplicada a Internet con su firma Popego.

Mariano Suárez Battán, de 25, creó Three Melons, que inventa video juegos. Lego lo eligió para desarrollar entretenimientos y acaba de exportar otros para Disney y el coloso Warner Bros. Ellos dicen que trabajan duro y en orden dentro del caos. Y admiten que, de cada diez ideas, a veces, una les sale bien. "No todos los dibujos animados son Mickey Mouse", alentaron. Otro consejo: "Tomen riesgo, piensen y desarrollen ideas".

A tono con los nuevos tiempos, este año la conferencia de la fundación Endeavor, que apoya a emprendedores, en vez de realizarse como siempre en el Hilton se hizo en el Consejo de Ciencias Económicas. Y pese a la crisis, hubo récord de asistentes con 1.200 inscriptos. Endeavor, que asistió entre otros famosos al diseñador Martín Churba y a Gabriel Nazar de El Cardón, a Andy Freire, fundador de Officenet (insumos para oficinas), Patricio Fuks, del grupo Fen hoteles, Hernán Kazah, de Mercado Libre, Alejandro Larosa, de fyo.com (servicios comerciales); está preocupada por ampliar su llegada.

Por eso, Alejandro Mashad y Silvia Torres Carbonell lanzaron una plataforma en la web con pistas sobre todas las instituciones que dan una mano, entre las que sobresale el Sebrae de Brasil con un presupuesto de US$ 500 millones. Como en cualquier parte del mundo, aquí los proyectos chocan con restricciones al financiamiento. Sin embargo, la Argentina se ubica entre los países con más emprendedores del planeta, de acuerdo al Global Entrepreneurship Monitor. Claro que muchos se vuelcan a trabajar por su cuenta más por necesidad que por oportunidad. En el país llegan al 38,4%, un porcentaje alto si se lo mide con EE.UU (10,8%) y también si se lo compara con Bolivia (29,8%).

Comentá la nota