Tomates: Se perdió un 20% y los productores pidieron ayuda

En Almar le dijeron a Gioja que algunos perdieron todo por la piedra y éste dijo que llegará ayuda.
El lanzamiento oficial de la temporada de tomate realizado ayer en la empresa Almar, fue aprovechado por los productores presentes quienes le pidieron una ayuda económica al gobernador Gioja, ya que en promedio se perdió el 20% del volumen de tomate por la piedra caída en noviembre pasado, dijeron.

El dato fue confirmado por el secretario de Agricultura de la Provincia, Roberto Ronchietto, quien dijo que el granizo afectó a unas 200 hectáreas de tomate, principalmente de Rawson y Pocito. Esto significa que habrán 8.000 toneladas menos de tomate este año.

"A mi y a unos cuantos nos barrió la piedra, unos perdimos el 100% otros el 70 o el 50%, pero con lo que quedó no se cubre ni los gastos de la temporada y a esta altura del año ya no podemos volver a sembrar, ya es tarde", dijo el productor Aldo Más.

El gobernador Gioja, que había asistido al acto en Pocito junto con el intendente y los funcionarios del área, trató de darles ánimo y les dijo que desde que cayó el granizo, trabaja para conseguir ayuda de la Nación para el sector afectado.

"Necesitamos ayuda urgente para salvar este año, yo por ejemplo sólo tenía tomate y olivo, el tomate lo perdí todo y el olivo perdí el 70% y lo que queda en la planta nadie lo va a querer cosechar", agregó Más. A su lado, Lucas Cortijo, otro productor, asentía con la cabeza y contaba que además van a quedar en deuda con Almar, la empresa que les compra el tomate, ya que es quien les proporciona los plantines y los insumos para asegurarse luego la producción.

La ayuda para los casi 1.000 productores afectados por la piedra en Caucete, 9 de Julio, Sarmiento y Rawson es algo que los productores vienen reclamando insistentemente. El gobierno provincial ya había asegurado que está dispuesto a adelantar los fondos a los damnificados para darles una solución rápida a su situación, ya que el último subsidio nacional llegó después de un año de ocurrido el siniestro. Es que la Nación exige varios pasos burocráticos para definir este tipo de subsidios, entre ellos la declaración por ley de la Emergencia y Desastre Agropecuario, que en San Juan sería tratada este lunes en sesión extraordinaria en la Legislatura.

Ronchietto dijo ayer que los anuncios de ayuda financiera para los damnificados por la piedra podrían darse hoy.

Según las cifras oficiales el último granizo dañó unas 4.400 hectáreas, es decir un 4,4%; este daño fue considerado como "el más grave de historia reciente".

Por suerte varios agricultores lograron zafar de la piedra de noviembre, "somos pocos los que tuvimos suerte de que no nos cayera nada de piedra y por eso podemos cargar los camiones que hoy se ven aquí en la fábrica Almar, donde todos los años vendemos nuestra producción", dijo Cecilio Artés.

Comentá la nota