Sin tomar deudas se harán obras

Tras la suspensión por dos años de la ley que prohíbe tomar deudas a las provincias por sobre el nivel de su superávit, el gobernador, Gerardo Zamora, afirmó que Santiago del Estero no necesitará de esta herramienta.

El mandatario expresó: "Santiago no es una de las provincias que necesitaba de la suspensión de la ley (de Responsabilidad Fiscal) porque las cuentas de la provincia están en orden".

"Muchas provincias -recalcó- necesitaban emitir deuda para pagar sus sueldos, pero no es el caso de Santiago que tiene asegurados los salarios de sus empleados públicos".

El gobernador recordó que Santiago del Estero no sólo no tomó créditos durante su gestión sino que además recuperó bonos de deuda que tenían las AFJP y algunos organismos internacionales "pagando sólo el 50% del costo".

"La medida de no endeudarnos, no vino de una ley, sino que fue una decisión propia de mantenernos con recursos propios", recalcó.

El titular del Poder Ejecutivo dijo que pese a la autorización de endeudarse que deviene de la decisión del Congreso, la provincia seguirá manteniendo la misma mecánica que utilizó hasta ahora.

"Si la provincia llegará a tomar algún crédito de un organismo internacional, cosa que es difícil, será porque es un crédito blando fácil de pagar y será para hacer obras de infraestructura que sean imprescindibles para el desarrollo de la provincia, pero le quiero aclarar a la gente que Santiago no necesita tomar créditos", sentenció el mandatario.

Por otra parte, el gobernador sostuvo que durante el 2010 seguirá el nivel de obra pública.

"Es verdad que en 2009 hemos sido austeros, pero en 2010 vamos a continuar con obras de infraestructura, también con obras sanitarias, viales y más obras educativas", señaló a EL LIBERAL

Comentá la nota