Toman muestras de agua de la potabilizadora por un amparo

Toman muestras de agua de la potabilizadora por un amparo

Lo hicieron especialistas del CIF. La medida fue dispuesta por la jueza Carolina Poma. La finalidad es determinar la calidad del líquido elemental a pedido de los usuarios.

Desde hace décadas la calidad del agua que consumen los vecinos de San José de Metán viene siendo cuestionada, al igual que la falta de inversiones en la planta potabilizadora, que funciona casi de manera artesanal, porque las instalaciones no tienen energía eléctrica.

El martes pasado, por disposición de la jueza del Tribunal de Juicio Unipersonal, Sala II, Vocalía 2, Carolina Poma Salvadores, especialistas del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), tomaron distintas muestras de las instalaciones que se encuentran en las serranías ubicadas al oeste de la localidad.

En la medida estuvo presente el abogado Federico Delgado, quien en enero pasado presentó un amparo con el patrocinio legal del letrado metanense, Fabio Pérez.

La medida es en contra de la Compañía Salteña de Agua y Saneamiento (Cosaysa) y el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp), por el incremento de el 20% en la tarifa.

La jueza Poma, en el marco de la tramitación de la causa, dispuso varias medidas y dirigió una audiencia, en la que cada una de las partes expuso sus argumentos y puntos de vista.

Delgado pidió que se declare la inconstitucionalidad de la resolución del (Enresp) N´ 033/19 de fecha 11/01/2019, la resolución N´ 55/17 del mismo organismo y la consecuente nulidad de los aumentos de la tarifa por el servicio de agua y cloaca, en lo que se refiere a la fijación de los nuevos precios de dichos servicios conforme nuevo cuadro tarifario (expte. N´ 267-39547/16) por falta o ausencia de realización de audiencia pública prevista en el art. 30 de la ley provincial 6.835.

Solicitó a la jueza Poma que se resuelva la suspensión de la aplicación del nuevo cuadro tarifario previsto en la resolución Enresp N´ 033/19 de fecha 11/01/2019, publicada en el Boletín Oficial de Salta en fecha 14/01/2019; retrotrayéndose el precio del servicio de agua y cloaca a los valores anteriores y previstos en el cuadro tarifario correspondiente a marzo 2018, mediante resolución del Ente Regulador N´ 313/18 de fecha 8/3/2018.

En la toma de muestras, el agua estaba muy turbia en la potabilizadora.

En aquel momento, requirió, que se notifique a la empresa Cosaysa para que se abstenga de cobrar y/o percibir los valores establecidos en el nuevo cuadro tarifario (resolución Enresp N´ 033/19 de fecha 11/01/2019) y/o en su caso devolver lo mal facturado a consecuencia de ello, para el caso de que ya hubiera sido pagado por los usuarios los valores del cuadro tarifario impugnado.

Nueve mil usuarios

"Este aumento decidido de forma inconsulta e ilegítima se registra y afecta a un universo de más de 9.000 usuarios de nuestra ciudad de San José de Metán y de, aproximadamente, 250.000 consumidores para el resto de la provincia. Claramente la desproporción del aumento que nos ocupa también debemos medirla o enmarcarla dentro del contexto de una economía recesiva e inflacionaria que impacta directamente a los usuarios y consumidores (en la generalidad trabajadores), que se ven perjudicados con estas medidas. Mucho más si tenemos en cuenta que ya actualmente están disponiendo de casi el 30% de sus ingresos para pagar las tarifas de servicios públicos, sin que los ingresos que perciben (sueldo o remuneraciones), hayan aumentado", dijo Delgado.

Agua turbia

"Estamos complacidos con el doctor Pérez que haya venido el CIF a tomar las muestras para realizar un estudio del agua, por disposición y el buen criterio de la jueza Poma. Fundamentalmente tiene importancia para determinar si tiene metales pesados que son difíciles de eliminar por el cuerpo humano y eso produciría un grave daño a la salud pública", dijo el abogado Delgado a El Tribuno. Detalló que, justamente, el día de la toma de muestras, el agua presentaba una alta turbiedad en la planta potabilizadora. "Por eso hay reclamos permanentes de los vecinos. Recién comenzaron las lluvias y ya hubo quejas. Las instalaciones resultan obsoletas, a pesar del esfuerzo del personal de Aguas del Norte, porque no pueden procesar los altos niveles de turbiedad de las aguas del río Conchas", destacó el letrado.

"Vamos a presentar un pedido formal para que también se tomen muestras del agua que sale de los grifos de las casas, en los distintos barrios. Queremos que se tomen luego de una tormenta porque el agua sale marrón en toda la ciudad y eso no es agua potable", concluyó el amparista Delgado.

Coment� la nota