Tomada vino a hacer anuncios y se sumó a las críticas al Vice.

El ministro de Trabajo cuestionó que Cobos haga campaña para la oposición. Estuvo en un acto con mucho folclore peronista.
"La presencia de un Vicepresidente militando la oposición me parece que -por lo menos- es claramente una afectación de las instituciones republicanas y no deja de llamarme la atención que importantes medios tradicionalmente defensores de la república no hayan hecho ni un solo comentario sobre un tema que -ostensiblemente- significa una afectación al sistema constitucional de representación en nuestro país", disparó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, apuntando contra Julio Cobos y la prensa.

"Las críticas de Cobos al Gobierno forman parte de una campaña electoral y él forma parte de la oposición", enfatizó.

Tomada formuló declaraciones en la conferencia de prensa que ofreció en un Teatro Independencia que minutos antes había regalado una ovación al gobernador Celso Jaque y que se mostró desbordado por mil enfervorizados asistentes (ver más abajo).

Tomada comprometió el aporte nacional para atender mediante el plan Más y Mejor Empleo a 30 mil de los 33 mil jóvenes mendocinos de 18 a 24 años que no estudian ni trabajan; dejó inaugurada en Guaymallén la primera escuela-fábrica en oficios metalmecánicos, con lo que se prevé redimensionar la actividad de la fallida empresa Frannino (hoy en manos del Estado mendocino a través de la Daabo) al tiempo que firmó convenios de formación profesional que contemplan 2.000 becas mensuales de transporte y refrigerio; 5.000 capacitaciones dirigidas a desocupados que deseen formarse en oficios y un acuerdo sobre terminalidad educativa con 16.000 becas mensuales para aquellos alumnos que asistan a los Centros de Educación Básica de Adulto (CEBAS) y a los Centros de Educación Nivel Secundario (CENS).

Los programas ya se ejecutan en ocho municipios justicialistas: Las Heras, Maipú, Guaymallén, San Martín, Lavalle, Malargüe, San Rafael, Gral Alvear; se encuentran en etapa de adhesión: la comuna demócrata de Luján, la cobista de Godoy Cruz, la radical de Tunuyán y las justicialistas de Santa Rosa y Tupungato.

Aun evitando referencias políticas "porque no soy candidato", el gobernador Celso Jaque minimizó eventuales diferencias en la campaña del PJ. "Omar Félix es nuestro candidato a diputado nacional y va a ser diputado nacional porque vamos a ganar", dijo al paso cuando lo requirió la prensa sobre el distanciamiento del intendente sanrafaelino.

Por su parte, el ministro de Trabajo defendió la presencia activa del Estado en la vida económica y social del país. Reiteró que "el domingo se enfrentan dos modelos" y también se mostró confiado en una victoria del oficialismo. "Confío en que todo lo que ha generado la transformación del país y la recuperación del trabajo con eje en la producción, sea nuevamente acompañado por el pueblo argentino como lo ha sido hasta ahora", manifestó.

El Teatro Independencia abandonó ayer por un instante sus aires clásicos y se convirtió en un escenario en el que se mezclaron jóvenes de 18 a 24 años incluidos en el plan Más y Mejor Empleo, con militantes de la "histórica JP" y el MUP (Movimiento de Unidad Popular) quienes decidieron no enrollar sus banderas de pertenencia partidaria y desbordaron a organizadores que -vanamente- les intentaron recordar la veda de campaña que rige para actos oficiales.

El clima en el Teatro Independencia intercambió sonidos de bombos y cánticos peronistas con silencios respetuosos y el lanzamiento de papelitos (y aún de avioncitos) con la proyección de dos videos institucionales, la presentación de una miniobra de teatro popular y la firma de convenios educativos y de capacitación laboral.

Frente a un auditorio con marcada actitud transgresora, aires generalizados de travesura adolescente y algunos daños en butacas, se sentó una mesa de cabecera y una primera fila bastante más formales entre los que se destacaron -además de Tomada y Jaque- el rector de UNCuyo, Arturo Somoza; el superintendente de ART, Juan Horacio González Gaviola; ministros, intendentes oficialistas y también el cobista Alfredo Cornejo (que ayer recibió silbidos) y el demócrata Omar Parisi.

Comentá la nota