Tomada destaca que no habrá nuevos despidos

Dijo que la compañía mantendrá su plantel y que los delegados aceptan no hacer más cortes
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró: "Se ha logrado un buen acuerdo" en el conflicto de Kraft después de que se consiguiera "un compromiso de todas las partes".

El funcionario destacó: "Hemos logrado que la empresa se comprometiera a no modificar las condiciones de trabajo ni generar nuevos despidos y por parte de los trabajadores el compromiso de no realizar nuevos cortes".

Respecto del primer punto, Tomada indicó: "Hay un firme y claro compromiso" de la compañía "para mantener el plantel de trabajadores, y la jornada de trabajo". Y dijo que "se [había] conseguido la reincorporación de 70 trabajadores de los 123 que fueron cesanteados en su momento. En cuanto a los que quedan pendientes, se va a iniciar un proceso de revisación individual que se realizará en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires".

En ese sentido, el titular de la cartera bonaerense, Oscar Cuartango, señaló: "Los 45 despedidos y los ocho suspendidos pendientes de resolución pueden tramitar su situación individualmente", ante el ministerio que preside. "Se llegó a un acuerdo colectivo entre todas las partes y, ahora, los trabajadores que no fueron reincorporados pueden acordar su indemnización con la empresa, hacerle juicio o negociar con nosotros una tramitación individual."

"El deseo de la asamblea"

Cuartango se sintió satisfecho: "Los delegados no hicieron más que llevar a la reunión de hoy [por ayer] la respuesta afirmativa que les dieron los trabajadores en las asambleas de la fábrica".

La compañía quiso demostrar "su voluntad de diálogo y su flexibilidad para encontrar una solución definitiva a la situación planteada, acorde con el ordenamiento legal", según destacó en un comunicado.

Al ratificar lo que declaró Cuartango, Kraft dijo: "En relación con los trabajadores que no serán reincorporados, se llevará adelante un proceso de revisión individual de su situación, ante las instancias pertinentes del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires".

Al mismo tiempo, la empresa puso de manifiesto: "Las decisiones tomadas desde que comenzó esta grave situación fueron motivadas, exclusivamente, por el único objetivo de respetar un principio clave e innegociable, que es la protección de la integridad física de su personal".

Tomada y Kraft coincidieron respecto de los derechos y los límites del poder de los delegados gremiales. "El otro tema acordado -dijo el ministro- es el de los delegados, que conservarán sus derechos hasta la elección de la nueva comisión."

60 días de tensión

3 DE JULIO

La protesta

* Trabajadores del turno tarde rodean un edificio de Kraft en reclamo por medidas contra la gripe A. La empresa los acusa de "privación de la libertad" y despide a 162, el 18 de agosto.

18 DE AGOSTO

Toma de la planta

* Tras comprobar que los despidos se concentraban en el turno noche y denunciar la intención de eliminar uno de los tres turnos, los despedidos toman la planta de General Pacheco.

25 DE SEPTIEMBRE

Violento desalojo

* Después de 38 días de ocupación, un operativo de la policía bonaerense desaloja la planta. Quedan 65 detenidos y 8 heridos.

SEIS AUDIENCIAS

Intervención del Gobierno

* Los ministerios de Trabajo de la Nación y la provincia de Buenos Aires coordinaron seis audiencias con las partes. El 30 de agosto, Kraft ofrece reincorporar a 30 trabajadores, 20 el 6 de octubre y otros 20 el 19 del mismo mes. Los gremialistas exigen la reincorporación de todos los despedidos.

Comentá la nota