Tomada admitió 8.000 despidos pero habló de "empleo estable" en el país

El ministro de Trabajo expresó que "no hay destrucción neta de los puestos de trabajo" porque el país "todavía" no fue afectado por la crisis mundial. Prorrogan conciliación obligatoria por el conflicto en Siderar. Renault reincorporó operarios; Volkswagen, no. Denuncian despidos y suspensiones en otra autopartista.
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó este miércoles que la situación del empleo "se mantiene estable" pese a la crisis económica mundial, aunque reconoció que en los últimos tres meses se concretaron "8.000 despidos".

"Podemos decir que en el último trimestre el empleo permaneció estable. No hay destrucción neta de los puestos de trabajo", expresó el funcionario, pero agregó que en el mismo lapso hubo "8.000 despidos".

En declaraciones al programa “A dos voces”, Tomada aseguró que la Argentina "todavía" no fue afectada por la crisis mundial, pese a lo cual trabajar para "defender lo logrado en materia de empleo y salario es el objetivo central del gobierno".

Al respecto, citó el discurso de asunción que pronunció ayer el presidente estadounidense Barack Obama en el que resaltó la función del Estado para preservar el empleo y el nivel salarial.

"Los valores que levanta Obama son los mismos que venimos sosteniendo desde 2003", comparó Tomada.

El ministro analizó los casos de las empresas Paraná Metal y Siderar, en donde la fuente de trabajo de miles de obreros se encuentra en riesgo. Acerca de la compañía de Villa Constitución, se mostró "optimista" de una solución tras la aparición de "un inversor" que solucionaría los problemas económicos, y aseveró que los trabajadores no sufrirán despidos ni reducciones salariales.

Sobre Siderar, señaló que los propietarios de la compañía "no tienen justificación para los despidos" decididos, que afectan a 2.400 empleados, y "deben continuar la construcción de un horno" en las mismas condiciones laborales.

Comentá la nota