Toma de tierras en el barrio Padre Varela

Se trata de un terreno ubicado en la calle Maestro Argentino, entre Mercenaro y Francia. En ese lugar, la organización social planea construir un centro comunitario.
Desde la semana pasada, la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón (CTD) lleva adelante la toma de un terreno ubicado en la calle Maestro Argentino, entre Mercenaro y Francia, en el barrio Padre Varela.

La parcela está inserta en un extenso lote baldío que, al igual que otros ubicados en las adyacencias, permanece en esa condición desde hace décadas.

El objetivo de la organización social es construir un centro comunitario abierto al vecindario, donde funcionen desde un merendero y comedor hasta una biblioteca popular.

La CTD trabaja en el barrio desde hace algunos meses, pero hasta el momento su lugar físico es una casa particular ubicada al otro lado del arroyo Gutiérrez, en el sector más olvidado del Padre Varela.

Juan Acotto, referente de la organización social a nivel local, explicó a este medio que la decisión de tomar ese terreno obedece a la intención de "construir un centro popular donde pueda funcionar el merendero y comedor, talleres, huerta, y una biblioteca, y que además sea sede de futuras cooperativas de trabajo".

"La Municipalidad no reconoce esto como un terreno fiscal, y están metiendo palos en la rueda como para que nos tengamos que ir. Nos llegó una citación donde nos teníamos que presentar con la titularidad del terreno, sabiendo que no la teníamos. En la Dirección de Tierra nos dijeron que esto tiene dueño y que van a ver si tienen o no que intervenir", dijo Acotto.

Sin embargo, el joven adelantó que la toma "se va a defender políticamente porque es un reclamo legítimo de tener un lugar propio, digno, de un grupo de vecinos del barrio". Acotto recordó que existen antecedentes de familias que con anterioridad tomaron esos terrenos, "y la Municipalidad vino de noche y se llevó todo, cuando eso legalmente es un delito".

Por esa razón, representantes de la CTD reclamaron ante las autoridades municipales "garantías de que no íbamos a sufrir aprietas de ningún puntero político, algo que suele pasar cuando uno hace estas cosas".

"Nos dijeron que nos presentemos en la Dirección de Tierras, pero ellos dicen que no es un terreno municipal y por lo tanto no pueden iniciar el trámite de regulación. En principio, el municipio no tiene nada que ver. Le queremos dar un fin social a este espacio. Con estas cosas nos manejamos defendiendo todo en la calle. Tampoco tenemos la seguridad de que esto tenga dueño. En la Municipalidad no nos supieron decir quién era el dueño. Esto está abandonado desde hace décadas, y la idea es aprovecharlo. El marco legal que le puedan dar algunos, poco nos importa. Esto lo creemos legítimo, y cuando llegue la hora de gestionar algún tipo de asistencia veremos cómo lo hacemos", agregó Acotto.

"El municipio está en una situación crítica"

Luego de la movilización que el viernes de la semana pasada llevaron a cabo diferentes organizaciones sociales de Luján a la Casa Municipal, desde el Movimiento de Trabajadores Comunitarios (MTC) evaluaron positiva la medida de fuerza a partir de los resultados obtenidos en la provisión de alimentos.

Uno de los reclamos acercados a los funcionarios del gobierno municipal exigía la normalización inmediata de ese servicio, elemental para el funcionamiento de muchos comedores en distintos barrios de la ciudad. Si bien desde el Departamento Ejecutivo siempre se negó la existencia de inconvenientes en la entrega de mercadería, lo cierto es que muchos proveedores habían decidido suspender la entrega por deudas en el pago.

"Públicamente una funcionaria desmintió que el suministro de alimentos estuviese cortado, pero en realidad eso era así. Sabemos que durante la movilización estaban negociando con algunos proveedores. Estamos muy contentos porque se resolvió parcialmente el tema de los comedores de Luján, eso ha sido una victoria de la movilización. Había un montón de comedores afectados. Pibes en situación de desnutrición, en situación de riesgo, que tenían cortada la ayuda alimentaria hacía más de un mes", expresó Agustín Burgos, del MTC.

-El municipio dice que no existieron cortes en el suministro de alimentos.

-El problema se evidenció en todos los comedores. En todos los barrios se sabe eso. Que busquen hacernos quedar en un falso discurso, es una mentira. Posterior a la movilización sabemos que algunos proveedores volvieron a entregar mercadería. De todos modos, seguimos considerando que el aporte que recibimos algunas organizaciones sigue siendo escaso para la cantidad de compañeros que se acercan a nuestros comedores. En una cuenta muy clara, te puedo decir que una familia que se acerca a alguno de nuestros comedores, está percibiendo cinco gramos de carne picada. Ese es el alimento básico que dan para un pibe que está en una etapa de crecimiento. Si hay un recorte en la situación económica del municipio, no debe ser por el lado de los alimentos.

Comentá la nota