¿Se toma franco?

Peligra Roland Garros. La Federación francesa presentó el proyecto de remodelación, que incluye la construcción de un estadio techado, a la Municipalidad de Paris. Pero los residentes en la zona y los ecologistas se oponen a las reformas: el Ayuntamiento frenó todo y el torneo podría cambiar de lugar a partir de 2015...
El plan, pomposo, apuntaba a potenciar el glamour. Y esta aprobado y todo. La ampliación del complejo de Roland Garros, la construcción de un estadio con techo retráctil con capacidad para 14.600 espectadores (apenas 200 menos que el actual, mítico e imponente Philippe Chatrier), la intención bien francesa de no tener nada que envidiarles al Abierto de Australia, que ya cuenta con dos pistas cubiertas, o Wimbledon, que este año estrenó su chiche nuevo...

El proyecto fue aprobado a principios de este año. Incluso, hasta se designó al arquitecto (Marc Mimram) y durante la última edición del Abierto de Francia de este año se podían observar maquetas y digitalizaciones del nuevo complejo. Pero surgió un fuerte conflicto entre la Federación Francesa de Tenis (que tiene la consesión de Rolanga hasta 2015) y la Municipalidad de Paris. Las protestas de los habitantes del llamado Bosque de Bolonia, ubicado a 450 metros del actual complejo, y de los ecologistas que se oponen a las obras con el argumento del impacto ambiental que se producirá, empujaron al Ayuntamiento a frenar todo. Gilbert Ysern, director general de la FFT, avisó: "Parece que es complicado tocar el entorno. No hay la menor seguridad de que esto salga adelante y se nos vienen encima las fechas de las obras y de otros compromisos. Tenemos que edificar".

La urgencia, además, juega en contra. En mayo, justo antes del inicio del torneo que consagró por primera vez a Roger Federer en él polvo de ladrillo francés, los organizadores informaron que la nueva pista contaría con un techo retráctil que sería utilizado durante el Abierto de Francia en 2013 o 2014. "Pero si el plan no sale adelante, haý que pensar ya en la reubicación de los Internacionales de Francia", dijo Ysern. C'est la vie...

Comentá la nota