¿El Tolo lo puede?.

¿El Tolo lo puede?.
Andrés Silvera decide hoy si se convierte en el 9 de Independiente. Vélez también lo pretende aunque confían en que la presencia de Gallego inclinará la balanza...
Son muchos los factores que pueden hoy desencadenar en el reencuentro de Andrés Silvera con Américo Rubén Gallego. Horas, y más horas, para convencer a Julio Comparada para que negocie por él, catalizadas por la intención de Luciano Figueroa de volver a Central. Ganas del técnico del Rojo de tener nuevamente al goleador bajo su ala protectora. Y la necesidad de todas las partes, que como siempre tiene cara de hereje. La de San Lorenzo de encontrarle una salida salomónica, al menos, a la deuda que mantiene con el punta; la de Independiente de conseguir un 9 de área y, ante la falta de nombres rimbombantes, endulzarle un poco la oreja al DT para que le vuelva la sonrisa al rostro; y la del Cuqui de encontrar un equipo ya para empezar a ponerse a punto y no dar más ventaja. Y en este panorama, sólo el delantero tiene la respuesta.

Desde Avellaneda y desde Boedo admiten que la cuestión club a club está lista. Cristian Mattera, secretario general de Independiente, reconoció en radio La Red (AM 910): "No es que lo estamos comprando sino que nos hacemos cargo de una deuda que San Lorenzo tiene con Silvera. Es una colaboración". Entonces, el Rojo pondría unos 650 mil dólares y el Ciclón le pagaría con esa plata al 9.

Con esto, ayer se juntó el representante de Silvera, Daniel Mandarino, con dirigentes del Rojo para empezar a armar el croquis del contrato que lo vinculará a Independiente. Aunque no fue la única charla que mantuvo el apoderado del Cuqui. También tuvo un meeting con la gente de Vélez, y ahí anda River coqueteando con su cartel, aunque no por pedido de Gorosito sino porque le habrían ofrecido al punta.

Es más, ayer a la noche Mandarino le iba a poner todas las cartas sobre la mesa a Silvera para que él decidiera a dónde quiere ir. A favor de Vélez, la seriedad que engloba al último campeón, que juegue Copa y campeonato, que al Tigre Gareca le guste... A pedir de boca para Independiente, que el Cuqui conoce el paño, que la gente lo quiere y que para Gallego es una debilidad, y viceversa. Con el condimento de que como falta un 9, la pilcha de titular le calza seguro.

Así, hoy Silvera define para dónde rumbea. Y habrá otra reunión con los directivos del Rojo ya con la respuesta del jugador. Se especula que un "no" del delantero dejaría a Independiente en Pampa y la vía... Aunque todos creen que la presencia de Gallego inclinará la balanza a favor. ¿El Tolo lo puede?

Comentá la nota