Toledo les dijo a sus empleados que, a pesar de que se complicó un subsidio estatal, cobrarán los sueldos de enero completos.

Toledo les dijo a sus empleados que, a pesar de que se complicó un subsidio estatal, cobrarán los sueldos de enero completos.
La firma con sede en calle Rivadavia colocó un cartel sobre los relojes de los empleados, donde reproduce el mensaje de un gerente marplatense: “no habrá adelanto, pero el sueldo se cobrará íntegro”, les indicaron a los 75 empleados locales. El subsidio mensual, que pagaba el Ministerio de Trabajo de la Nación, es de 1.300.000 pesos para todas las sucursales. Mientras renegocia con el Gobierno nacional para febrero, la empresa pagará los sueldos de enero con recursos propios.
Los 75 empleados que tiene Toledo en Olavarría –y los más de 2.700 restantes en el resto de las sucursales- cobrarán “el sueldo íntegro” de enero en una misma fecha –el 5 de febrero-, y no en dos partes con un adelanto a partir del 20. La empresa ya les avisó a todos que a raíz de que en enero no recibieron el subsidio estatal de 1.300.000 no se cobrará la parte anticipada, pero el salario no tendrá recortes: se cobra todo junto a principios del mes que viene.

La casa central de Toledo en Mar del Plata no recibió en enero, un subsidio del Gobierno nacional que la firma viene cobrando desde hace casi dos años, para solventar parte del pago de los sueldos.

El 1.300.000 mensual servía para otorgar 500 pesos a cada trabajador de la firma (que se cobraban a partir del 20, por banco), en un acuerdo con el Gobierno nacional que se estructuró cuando la empresa Toledo tuvo que afrontar una delicada situación económica financiera: esa vez, los problemas generaron el pedido de convocatoria de acreedores.

Desde entonces, la firma marplatense lleva percibidos cerca de 50 millones de pesos en carácter de subsidios.

En estos días, en la sucursal Olavarría la gerencia colocó un cartel en los lugares de acceso del personal, en el cual se reproduce el mensaje del gerente de Relaciones Laborales y Recursos Humanos de la empresa, Eduardo Cappello, quien ya había admitido que el subsidio se hallaba “momentáneamente suspendido” por no estar aprobado aún el presupuesto 2009 del Ministerio de Trabajo de la Nación.

En el mensaje al personal, Toledo indico que “este mes no tendríamos el adelanto que percibíamos en el banco, cobrando íntegramente el salario con el sueldo, como es habitual, los primeros días de cada mes. La composición (del suledo total). A la parte en efectivo que cobramos se le sumarán los 500 pesos que provenían del subsidio y seguiremos cobrando los mismos tickets que recibíamos hasta el momento”.

Y respecto de la posibilidad de que la empresa consiga renegociar el subsidio a partir de febrero, para retornar al sistema “habitual” de pagos, a los empleados se les indicó en la misma comunicación que “existe una muy buena predisposición para continuar el diálogo y explorar nuevas alternativas de ayuda”.

Cabe recordar que supermercados Toledo cuenta con una planta de 2.700 empleados y posee 30 locales de ventas ubicados en Mar del Plata, Olavarría, Tandil, Azul, Pinamar (inaugurado hace algunas semanas), Necochea, Balcarce y Miramar.

Actualmente, se están realizando gestiones por parte de los principales directivos de Toledo, ante el Gobierno nacional para reestablecer este subsidio que, cabe recordarlo, se deriva al pago de parte de los sueldos del personal.

Comentá la nota