Toledo dice que es radical pero que trata de ser objetivo

Rolando Toledo, el ex funcionario de Angel Rozas que ahora es juez del Superior Tribunal, reconoció su filiación radical, pero aseguró que desde que logró ser nombrado como magistrado "estoy tratando de hacer justicia lo más objetiva, neutral e independientemente posible".
El también ex asesor de Carlos Urlich en el polémico proyecto del nuevo edificio legislativo, buscó así enfrentar las críticas que recrudecieron contras las designaciones radicales en lo más alto de la justicia provincial, donde el PJ denunció la existencia de "una mayoría automática" digitada por el rozismo.

Haciendo cuentas

En declaraciones reproducidas por el portal Chaco Día por Día, Toledo dijo que aunque al STJ se le imputa una pertenencia radical, los fallos emitidos son mayormente favorables a la gestión peronista. Según sus datos, de los 170 fallos registrados desde la asunción de Capitanich, en los cuales intervinieron como parte el Estado Provincial, organismos descentralizados y municipios oficialistas, más de 130 fueron a favor del gobierno y el resto en contra. "Mal se puede hablar de que el Superior Tribunal está dictando sentencias contrarias al oficialismo", sostuvo.

"Con el gobernador tenemos muy buen diálogo institucional desde que asumió. Incluso en sus discursos siempre ha respetado la independencia judicial", agregó.

En otro momento, si bien reconoció su afiliación a la UCR, aclaró que renunció al momento de asumir como magistrado. "Desde entonces estoy tratando de hacer justicia lo más objetiva, neutral e independientemente posible", sostuvo.

Respecto de la relación con el Ejecutivo provincial, sostuvo: "Colaboraré en lo que pueda desde el punto de vista funcional, porque a la provincia la gobiernan los tres poderes", dijo.

"Cuando nos atacan por el lado de una supuesta afinidad con ciertos partidos, les decimos que ataquen las sentencias que dictamos y sobre ellas que nos digan que es lo que hacemos mal, pero nunca lo hacen", se quejó.

Comentá la nota