Toledo se desprendería de sucursales en Tandil, Azul, Olavarría y Balcarce

Preocupa entre los empleados la posibilidad de que el proceso llegue también a los locales de Mar del Plata. Wal Mart sería la cadena compradora.

La cadena local de Supermercados Toledo estaría a punto de desprenderse de los eslabones de la cadena en las localidades de Tandil, Azul, Olavarría y Balcarce. Si bien no fue oficialmente comunicado a los empleados y algunos directivos de la empresa se excusaron de hablar del tema, ninguno de los consultados negó la situación. En el sector laboral crece la preocupación por la posibilidad de que la venta se extienda -más tarde o más temprano- a los locales de la ciudad de Mar del Plata.

La versión más firme indica que sería la cadena Wal Mart la compradora de las unidades. De confirmarse este proceso en los locales de estas ciudades, se estima que serían 70 los empleados que quedarían sin trabajo.

Si bien por ahora no se han registrado despidos (siguen siendo 2.500 los empleados de la firma) los trabajadores han notado algunos cambios en la mecánica de trabajo que generan mayor preocupación.

"El rumor nos fue confirmado en forma verbal por el secretario gremial del Sindicato (de Empleados de Comercio)" sostuvo en diálogo con este medio Bryan Cardozo, delegado en la empresa, quien también indicó que la empresa no ha negado la venta.

"Sabemos que se está en un proceso de venta, las circulares de venta vienen con cambios en la terminología" apuntó Cardozo. Asimismo notó que "la familia Toledo se está encargando de las industrias, y los técnicos son los que se hacen cargo de los supermercados".

Estas situaciones coinciden con la caída del subsidio que el Estado le había dado a la firma para que hiciera frente a las obligaciones contractuales con sus empleados, lo que pondría a la empresa en una situación económico-financiera apretada. "Este es el último mes en que se recibe el subsidio" confirmó el delegado, quien también recordó que "se terminó el preventivo de crisis en setiembre y todavía no fue renovado" aunque desde la agrupación gremialista "Delegados en lucha" que Cardozo integra, desde principios de octubre se realizaron formales pedidos en los ministerios de Trabajo de Nación y Provincia para que se renueven.

Por otra parte, según el empleado, la apertura del nuevo local de Carrefour en el centro de Mar del Plata "ha repercutido en la pérdida de ventas en 7 eslabones de la zona". En tanto recordó que "está pautada para el 9 de diciembre la junta de acreedores -del proceso que viene desde el año 2006- y no tenemos hasta el momento noticias de que pueda llegar a posponerse".

El delegado gremial expresó que "esto puede salir bien o mal para los empleados de Mar del Plata. Si el dinero de la venta de los locales se reinvierte en mercadería para Mar del Plata, la situación puede repuntar, si no va a estar muy mal", dijo. Asimismo manifestó su preocupación por la falta de garantías para el cobro de los haberes del mes de noviembre y el medio aguinaldo de diciembre.

"Pensamos y somos conscientes de que si el preventivo de crisis se renueva, si nos dan el subsidio por un tiempo más y si la venta -parcial- se hace y hay reinversión, podemos entrar en una etapa de productividad y competitividad", confió.

Por último, Cardozo expresó la preocupación existente en cuanto a la posibilidad de que la cadena internacional compre los supermercados locales. "Si los compra una multinacional, desaparecería la central que la empresa tiene en Buenos Aires, 180 trabajadores quedarían en la calle, también desaparecerían los centros de distribución, porque la cadena ya tiene los suyos".

"Además generaría problemas para las Pymes y una desocupación estructural mayor a la que ya hay en Mar del Plata. Estamos en situación complicada".

Comentá la nota