Toledo dejó de percibir el subsidio del Gobierno

La Nación no envió la partida correspondiente a enero y parte de ese dinero era para solventar sueldos. La empresa marplatense lleva percibidos cerca de 50 millones de pesos en carácter de subsidios.

El Gobierno nacional no habría otorgado en enero el subsidio que desde hace casi dos años venía otorgando a la firma Supermercados Toledo de Mar del Plata para solventar parte del pago de los sueldos. Según trascendió, el Ministerio de Trabajo de la Nación no otorgó en enero una suma cercana a los 1.300.000 pesos que en carácter de subsidio percibía Toledo mensualmente.

De ese monto, se otorgaban 500 pesos a cada trabajador de la firma, habiéndose llegado a este acuerdo con el Gobierno nacional cuando la empresa Toledo afrontó una delicada situación económica financiera que, oportunamente, motivó el pedido de convocatoria de acreedores. La firma marplatense lleva percibidos cerca de 50 millones de pesos en carácter de subsidios.

Cabe recordar que supermercados Toledo cuenta con una planta de 2.700 empleados y posee 30 locales de ventas ubicados en Mar del Plata, Olavarría, Tandil, Azul, Pinamar (inaugurado hace algunas semanas), Necochea, Balcarce y Miramar.

Oportunamente, se indicó que la crisis de 2002 "golpeó fuertemente a la empresa. La gran presión fiscal, la falta de financiamiento, la presión de los bancos por cobrar en forma acelerada, la depresión del mercado, la competencia desleal y el aumento de los costos fueron factores que impactaron en la organización", expresó en aquella oportunidad el empresario Antonio Toledo.

Pudo saberse que se están realizando gestiones, por parte de los principales directivos de Toledo, ante el Gobierno nacional para reestablecer este subsidio que, cabe recordarlo, se deriva al pago de parte de los sueldos del personal.

Asimismo, pudo establecerse que en una comunicación interna al personal, el gerente de Relaciones Laborales y Recursos Humanos de la empresa, Eduardo Cappello, admitió que el subsidio se hallaba "momentáneamente suspendido" por no estar aprobado aún el presupuesto 2009 del Ministerio de Trabajo de la Nación. Sin embargo, se añade, "existe una muy buena predisposición para continuar el diálogo y explorar nuevas alternativas de ayuda".

Finalmente, en esa comunicación se expresa que "este mes no tendríamos el adelanto que percibíamos en el banco, cobrando íntegramente el salario con el sueldo, como es habitual, los primeros días de cada mes. La composición de la estructura de compensación no sufrirá. A la parte en efectivo que cobramos se le sumarán los 500 pesos que provenían del subsidio y seguiremos cobrando los mismos tickets que recibíamos hasta el momento".

Comentá la nota