Toledo confirmó que venderá la sucursal, pero garantizó la continuidad de los trabajadores

La firma está en tratativa con dos cadenas para vender cuatro sucursales de la zona. Aún no trascendió el nombre de las empresas que adquirían la sucursal. El secretario general del SEC, Hugo Mouhapé, adelantó que se respetaría el puesto y antigüedad de los empleados.
Funcionarios de la cadena de supermercados Toledo confirmaron en la víspera que es inminente la venta de la sucursal de Tandil, junto a otras tres de la zona, aunque afirmaron que la continuidad laboral de los trabajadores es una de las condiciones para que la operación se concrete.

Ayer, el director de Recursos Humanos de la empresa se reunió con el secretario general de la Sociedad Empleados de Comercio (SEC), Hugo Mouhapé, ocasión en la que no brindó informaciones precisas acerca de la empresa que se haría cargo de la boca tandilense.

"Hubo algunas confirmaciones, no todas, que nos permiten contener un poco a los trabajadores", dijo inicialmente el gremialista a Multimedios El Eco.

Es que desde la empresa "nos confirmaron la decisión de vender las cuatro sucursales que ellos denominan ´del interior´: Tandil, Azul, Olavarría y Balcarce".

Mouhapé fue informado que la operación "la están negociando con cinco de las empresas mercadistas líderes, de las cuales hay dos que están muy adelantadas", según le informaron.

El dirigente planteó que "lo interesante para el trabajador es que dentro de la negociación se contempla que todos los empleados de Toledo van a pasar a la empresa en las condiciones del artículo 225", por lo que tendrán la continuidad laboral y antigüedad, entre otras cuestiones.

Nombres

reservados

Sobre los posibles compradores, el dirigente mercantil indicó que el representante de la empresa dijo que "podría ser que uno se quede con las cuatro sucursales o que haya dos compradores, pero en todos los casos se contempla la permanencia del trabajador", a la vez que acotó que desde Toledo "no comentaron quiénes son los posibles adquirentes. Lo quieren mantener en reserva", acotó.

Posteriormente Mouhapé dijo que "no nos dieron seguridad ni quieren dar nombres porque todavía no se cerró la operación. Hay un aspecto de tipo legal -que mañana (por hoy) gestionarán en La Plata- para que realmente pueda hacerse la negociación, pero entiendo que no va a haber inconvenientes".

Mouhapé dijo que una venta "significa que habrá más trabajadores. Creo que van a aumentar la planta, de acuerdo a cómo trabajan las cadenas".

Finalmente, acordó una nueva reunión para el martes venidero, encuentro al que concurrirán representantes de las sucursales en cuestión. "Veremos qué nos tocó", dijo Mouhapé, lo que significa que las decisiones son inminentes.

Cabe indicar que en la sucursal Tandil de Toledo trabajan unas 90 personas, en tanto que entre las "cinco principales cadenas" mencionadas por Mouhapé figuran Wal-mart y Carrefour, según admitió el dirigente.*

Comentá la nota