Todos los partidos militarán por la enmienda.

Bermejo, Sanz y Aguinaga confirmaron que avalarán el límite a la reelección de los intendentes. El proyecto más amplio del Gobierno.
Aunque con distintos grados de entusiasmo, los principales candidatos de los partidos políticos mayoritarios impulsarán la enmienda a la Constitución Provincial que propicia limitar la reelección de los intendentes, tal como ya aprobaron sus bancadas legislativas hace dos años.

"Tenemos el compromiso de acompañar", dijo Adolfo Bermejo y "es pernicioso más de dos mandatos seguidos", enfatizó Omar Félix, ambos intendentes (de Maipú y San Rafael) y principales candidatos del oficialismo justicialista a senador y diputado nacionales.

De esta manera dieron por tierra con las especulaciones existentes en torno a que el justicialismo podría "retacear" su apoyo al Sí para la enmienda en los comicios del próximo 28 de junio, dado que es la fuerza política con mayor número de jefes comunales de la provincia: 10 sobre 18.

"La aplicación de esta enmienda no será inmediata y no afectará a ningún intendente de ningún partido político que esté pensando en reelegirse", enfatizó Bermejo. Además "los municipios no sólo están gobernados por un intendente sino por equipos políticos capaces de generar una continuidad", manifestó Félix.

En el justicialismo, aunque los lineamientos de la campaña electoral todavía están en plena etapa de definiciones -ya que el PJ vivirá un proceso de internas departamentales el próximo domingo- ya se confirma que la enmienda "se va a militar", porque "por concepción doctrinaria somos reformistas".

Actitudes similares de apoyo a la enmienda que limita la reelección de los intendentes se observan en ConFe-UCR y en el Partido Demócrata.

Tanto el senador nacional radical y candidato a revalidar su banca ahora por ConFe-UCR, Ernesto Sanz, como el candidato a senador nacional por el Partido Demócrata, Juan Carlos Aguinaga, se manifestaron en ese sentido.

Reforma integral

Desde el gobierno de Celso Jaque se adelantó que en los próximos quince días se prevé enviar a la Legislatura un proyecto de reforma integral de la Constitución, que incluye la limitación de las reelecciones no sólo a los intendentes, sino también a legisladores, concejales y al propio gobernador, cuya reelección queda autorizada.

Aunque el texto de la iniciativa no ha trascendido, se estima que contempla la incorporación de un criterio territorial en la elección de los legisladores; la autonomía municipal y la elección ciudadana de fiscales o del procurador general.

Aquí sí, la oposición pone reparos de tiempo y de coyuntura más que de contenidos.

"Si bien somos reformistas, ya es tarde para que este proyecto se plebiscite en la próxima elección. El gobernador debió haberse acordado antes", dijo el titular de ConFe, Juan Carlos Jaliff.

"Se me ocurre que el Gobierno especula con crear confusión más que con propiciar una reforma", dijo el ex candidato a gobernador, César Biffi. "Se consulta tantas cosas y en tantos ámbitos -sin resultados- que me llama la atención que el Poder Ejecutivo no haya consultado a las autoridades de los partidos sobre el proyecto de reforma constitucional que prepara", agregó Biffi.

En tanto, el demócrata Juan Carlos Aguinaga sí manifestó objeciones a los contenidos: "No me convence la elección del procurador general en las urnas", dijo.

Desde la Casa de Gobierno el ministro Mario Adaro confirmó que no hay que esperar novedades esta semana sobre el proyecto de reforma, aunque admitió que "las puede haber en la próxima".

Reconoció que el Ejecutivo está "evaluando solicitar a la Suprema Corte una reinterpretación del porcentaje de votantes necesario para la aprobación de una reforma constitucional", con el argumento de que "en los últimos tiempos el porcentaje de votantes cayó sensiblemente". Hace veinte años, la Suprema Corte consideró necesario un porcentaje superior al 50% "del padrón" y no de los votantes".

Otra alternativa que evalúa el Gobierno provincial es la de apoyar -con modificaciones- el proyecto de ley que presentó el senador radical Mauricio Suárez hace dos años en la Legislatura. Esta iniciativa fija en forma expresa que el 50% necesario para una reforma constitucional se medirá -de ahora en más- sobre los votantes y no sobre el padrón.

Además, la iniciativa desengancha la elección de los constituyentes de la de legisladores buscando -como dice su autor- "desvincular toda reforma constitucional de las luchas electorales de coyuntura".

Comentá la nota