Con todos los medios a su alcance

Binner pidió a los empresarios que "no despidan", su ministro de Trabajo es más duro y asegura que habrá más controles.
El ministro de Trabajo de la provincia, Carlos Rodríguez, advirtió que el gobierno de Hermes Binner utilizará todos los medios legales a su alcance para evitar que las empresas radicadas en territorio santafesino despidan trabajadores "por que sí" o con el supuesto argumento de la crisis de las hipotecas que estalló en Estados Unidos. "No vamos a permitir que las empresas despidan trabajadores por que sí. Es inadmisible plantearse que los trabajadores paguen el peso de una crisis que se dio, fundamentalmente, en la Bolsa norteamericana y en el mundo financiero", advirtió el ministro. "Vamos a defender con uñas y dientes el empleo de cualquier trabajador porque esta es nuestra tarea".

Rodríguez cerró el viernes en la Casa Gris el plenario del Consejo Federal de Trabajo que reunió a sus colegas de todo el país, entre ellos al ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, con quien coincidió en el diagnóstico de la situación. Tomada había dicho que a pesar de algunos conflictos que se viven en el mundo del trabajo ﷓como el de General Motors, en el sur de la provincia﷓ "todavía hay un escenario de estabilidad y normalidad en el país", aunque aceptó que el gobierno debía estar "atento a acciones que puedan afectar el nivel de empleo"

El ministro santafesino subrayó el planteo de Tomada: "La situación para nosotros también es normal en la provincia. Hay más puestos de trabajo: 8.000 nuevos puestos de trabajo en este último mes. Y le estoy dando cifras al 26 de octubre de la Afip. De forma tal que no hay que entrar en un estado de pánico, porque se imagina que (puede suceder) si esta sensación de inseguridad llega a la familia y las destroza", advirtió Rodríguez.

"No hay razones legales (para despedir trabajadores)", insistió el ministro de Binner. "Puede haber casos. De hecho, tenemos siete casos en expedientes de crisis, que es una forma preventiva, donde el empleador debe demostrar a través de tres balances de años consecutivos que realmente existe una crisis. Pero hasta el momento están bajo control. Los catorce despidos que hubo en Rafaela, doce volvieron para atrás y los otros dos no lo hicieron porque los trabajadores no lo quisieron", explicó.

"No vamos a aceptar que se despidan trabajadores por que sí", insistió Rodríguez. Y advirtió que el gobierno de la provincia utilizará "todos los instrumentos legales preventivos", como lo hizo en cada uno de los casos que se plantearon hasta ahora, entre ellos el de General Motors. "Vamos a utilizar los expedientes de crisis como una herramienta donde el empresario deberá demostrar que tiene razones económicas reales para despedir gente", explicó.

-¿Y el caso de General Motors? -se le preguntó.

-Hay cosas que ya sabíamos y estábamos advertidos que un vehículo como el Vitara se iba a dejar de fabricar en la provincia. Y esto cuesta. Esto puede costar trabajadores transitorios, pero no justifica tomar actitudes frente a trabajadores permanentes. Un trabajador que tiene un contrato cumplido es un contrato cumplido, no puede esperarse otra cosa. Pero de todas formas, vamos a defender cada uno de los puestos de trabajo. Y seguramente seguiremos negociando la próxima semana con General Motors. No es fácil, pero creemos que se puede llegar a acuerdos satisfactorios como se ha llegado con otras terminales.

-¿Y qué ocurre en los otros casos?

-Hasta ahora, tenemos siete expedientes de crisis de pequeñas y medianas empresas. Hace quince días atrás yo personalmente envié una nota a todas las cámaras empresarias y las organizaciones sindicales para que preavisaran al menor conato del problema. No tenemos más casos que estos. Esta es la realidad, por ahora. O sea que no hay que agravar una realidad per se. No hay que ser agoreros, sí estar alerta. Y tener en claro que vamos a defender con uñas y dientes el empleo de cualquier trabajador porque esta es nuestra tarea. En principio, no hay nadie con despidos consolidados. Hay retracción de despidos. Hay empresas bajo ese expediente preventivo de crisis y otras que están bajo conciliación obligatoria -concluyó Rodríguez.

Comentá la nota