Todos habilitados para licitar Chihuido I

La Comisión evaluadora, integrada por Elías Sapag, Ricardo Cazeneuve y Juan Carlos Nayar por Neuquén y Luis Giovine y Juan Luchilo por la Nación aprobaron los antecedentes técnicos y económicos de todas las firmas.
Los antecedentes técnicos y financieros de las cuatro uniones transitorias de empresas y la firma Pescarmona que habían manifestado su interés en la construcción y operación del “aprovechamiento multipropósito Chihuido I” fueron aprobados por la comisión evaluadora conformada por técnicos de Neuquén y Nación, por lo que partir del próximo viernes podrán acceder a los pliegos de bases y condiciones para participar en mayo de la licitación.

Así lo confirmó a este diario una fuente que está participando del proceso, quien aclaró que se demoró unos días la entrega de bases y condiciones (estaba previsto realizarlo el pasado lunes) dado la cantidad de hojas y planos que se deben imprimir (más de 1.500) para cada una de las uniones transitorias de empresas y para Pescarmona que se presentó sin socios.

Con esta documentación las firmas deberán cuantificar sus operaciones y el 12 de mayo de 2009 deberán presentar la oferta técnica y económica para la ejecución de la obra.

Se estima que la construcción de la represa demandará unos 7 millones de metros cúbicos de material suelto y un millón de metros cúbicos de hormigón. Contempla tres tomas de agua para regar unas 500 hectáreas, y el bombeo estará a cargo del operador de la central.

La represa se instalará a 5,5 kilómetros aguas debajo de la confluencia de los ríos Neuquén y Agrio y tendrá una potencia instalada de 600 megavatios, con una producción de energía media anual de 1.800 gigavatios/hora.

La represa tendrá una altura máxima de 631 metros y la superficie del lago tendrá 186 kilómetros cuadrados. En el proceso están participando las UTEs integradas por IECSA, Pampa Energía y Camargo Correa; otra conformada por Electroingeniería SA, Constructora OAS Ltd., Hidrocuyo SA; una tercera integrada por Roggio, Corsán-Coviam-Esuco, Duke Energy y la cuarta en la que se asociaron la constructora argentina Cartellone y la brasileña Odebrecht.Por último, sin socios se presentó Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) quien ya tiene adjudicada la construcción de Chihuido II y ahora va por todo el negocio.

Comentá la nota