Todos ganaron, o todos perdieron, como se prefiera

Ayer ganaron las fuerzas políticas que disponían de chequeras oficiales a las cuales recurrir, aunque los guarismos finales no fueron buenos. Contrariamente, las fuerzas políticas que no centraron en la dadivas su estrategia electoral lograron buenos resultados.
Si el resultado final que arrojaron las urnas se lo mira desde la práctica habitual de recurrir a los fondos públicos para dadivas de distintas formas, en publicidad abierta o encubierta, en forzar inauguraciones o en darle al candidato preferido todo lo necesario para mejorar sus chances, incluso dinero en efectivo para que se reparta en las esquinas de las escuelas, debe interpretarse como lógicos los guarismos de ayer, en primer y segundo lugar se ubicaron el FCS (38%) y el FPV (33%), es decir las fuerzas políticas que tenían Estados a los cuales recurrir, el provincial y el nacional.

Se podrá decir, con razón desde luego, que es una falta de ética de un gobierno o que al cabo de los años termina afectando su credibilidad, pero eso, por ahora, no parece impactar políticamente en nuestra provincia. Por eso gana el FCS, y ahora también el FPV, aunque en los hechos se trate de un afrenta grave a la democracia.

La crisis económica y política recurrente de nuestra sociedad desemboca en la apatía y la abstención alta como las registradas en estas elecciones que concluyeron ayer, pero esa bronca popular así expresada electoralmente potencian las chances de las fuerzas políticas que recurren a la dadiva como estrategia electoral, porque con ella se asegura la presencia de votantes politizados, muchos de ellos beneficiarios de planes, punteros o gestores políticos.

En este contexto el resultado obtenido ayer por el sector peronista que orienta Ramón Saadi es realmente importante, aunque se ubicó en tercer lugar y no lograba la reelección para su líder. A última hora de ayer, el sector obtenía unos 25000 votos, cerca del 18 por ciento de los votos emitidos. Esa perfomance, lograda desde la escasez casi total de fondos, merece destacarse tanto como la lograda por el Partido Obrero que obtenía cerca de 7000 votos, el 5 por ciento del padrón.

Comentá la nota