Dan todo el poder a Moreno para el control de las tarjetas

Lo anunció el Boletín Oficial. El secretario de Comercio apura planes de financiación.
El Secretario de Comercio, Mario Guillermo Moreno, tendrá el control directo del sistema de tarjetas de crédito. Y la mira estará puesta en la regulación y control de los aranceles y en las comisiones que cobran esas entidades tanto los comercios adheridos como a los clientes.

Así lo dispuso la Resolución N° 138, firmada por el propio Moreno y publicada ayer en el Boletín oficial que dispone "restablecer" en el Secretario de Comercio las funciones que le asigna la ley de Tarjetas de Crédito.

Hasta ahora, y a través de distintas medidas, esa atribución estaba en manos de la Dirección Nacional de Comercio Interior, con el atributo además de juzgar las infracciones y aplicar las sanciones correspondientes. Aunque esa Dirección depende de Moreno, la novedad es que ahora se elimina esa intermediación.

En los considerandos de la Resolución, se dice "que atento la política económica actual es necesario que el Secretario de Comercio Interior asuma las funciones que le son propias".

Por la ley de tarjetas de crédito, en los aspectos financieros ( como la tasa de interés), el control del sistema recae en el Banco Central. Y en la Secretaría de Comercio Interior "en todas aquellas cuestiones que se refieran a aspectos comerciales, pudiendo dictar las respectivas normas reglamentarias y ejercer las atribuciones de control, vigilancia y juzgamiento sobre su cumplimiento".

Consultados, en la cámara sectorial sostienen que la Resolución legaliza una situación que en los hechos ya se estaba dando, ya que Moreno participaba en forma directa en las reuniones con las empresas de tarjetas. Algunos operadores incluso descontaban la medida por comentarios en la Secretaría y porque el tema está en el centro de los debates internacionales, como lo prueban las medidas lanzadas por el Presidente Obama.

Además, ya semanas atrás, en las grandes cadenas comercializadoras corría el rumor que el Gobierno quería lanzar un plan de pagos sin intereses, como el que ofrecieron meses atrás espontáneamente las entidades, y que se interrumpió con la crisis financiera. Así, como parte de las medidas para relanzar el consumo y de la regulación del sistema, se espera que en los próximos días haya novedades a partir del control directo de Moreno.

También se dice que en la Secretaría de Comercio cuestionan que las entidades cobren aranceles diferenciados a los comercios adheridos, con montos más altos a las pequeñas y medianas empresas. De ahí, que la medida tenga el visto bueno de las entidades vinculadas a las Pymes.

Comentá la nota