Todo más caro: el cafecito, el cine, el helado y el garaje

La inflación se aceleró a principios de año con las vacaciones de verano como telón de fondo. Los alimentos (en especial la carne), los peajes y las expensas lideraron el ranking de subas con incrementos de hasta el 60% sólo en enero.
Durante el mes de enero, el precio de los alimentos trepó, en algunos casos como la carne, en proporciones geométricas. Los peajes, las expensas, el envío de correspondencia por correo, los gimnasios, los estacionamientos, las guarderías y jardines de infante, el kilo de helado, los lavaderos de autos, algunas golosinas y bebidas en los quioscos, el café en los bares, el cine y hasta suscripciones mensuales a revistas especializadas aumentaron entre un 10% y un 60% en los primeros 45 días del año. Esas subas duplicaron la inflación anual de 2009, que cerró en 15% según mediciones de economistas privados.

Durante una recorrida por distintos barrios porteños, Crítica de la Argentina comprobó la tendencia alcista.

•Las mayores subas se dieron en jardines de infantes. La escuela palermitana Amapola envió una carta a los padres de sus alumnos para informarles de los aumentos para 2010. Por ejemplo, la cuota mensual para un chico de tres años es de 940 pesos, un 57% más que el año pasado.

En el colegio Franco Argentino, de zona Norte, la tarifa de primer grado del EGB aumentó un 15 por ciento. La cuota se encareció de 1.300 a 1.500 pesos por mes.

•En las guarderías maternales está ocurriendo algo similar. En Creciendo Juntos con Winnie las cuotas aumentaron este mes. Dejar a un bebé al cuidado de las maestras jardineras de ese establecimiento privado, en Chacarita, no bajaba de 300 pesos por mes en enero. Ahora, el mismo servicio cuesta 350 pesos, un 16% más.

A pocas cuadras de allí, los propietarios de la guardería Mafalda se vieron obligados a trasladar el incremento del alquiler de la casona que tienen en Concepción Arenal y Charlone a las cuotas de sus pequeños clientes. Costaban 370 pesos y subieron a 400 mensuales, un 8% más.

Según Néstor Barallobres, secretario adjunto de la Asociación de Entidades Educativas Privadas, los aranceles educativos de 2010 no deberían aumentar más de un 20 por ciento. "Los precios se ajustaron en diciembre pasado y, por ahora, no debería haber más cambios.

Además, los colegios bonaerenses necesitan de la autorización de la Secretaría de Comercio Interior para volver a aumentar sus cuotas", aclaró el directivo. Para Barallobres se volverán a retocar los valores de las cuotas recién cuando se concreten nuevos aumentos salariales.

•En garajes y estacionamientos porteños, las subas promedio fueron de hasta el 20% en lo que va del año. Desde enero, la estadía por hora en una playa del microcentro oscila entre los nueve y los doce pesos.

En Barrio Norte, Recoleta, Belgrano y Núñez, cuesta entre siete y 11 pesos. Pero en Puerto Madero no baja de los 16 pesos. Empresarios del sector confirmaron a este diario que en el último mes se aplicaron ajustes de entre dos y tres pesos, según la zona.

•Los alquileres de cocheras privadas es otro de los servicios que se encarecieron recientemente. "Se van a anunciar subas de entre 15% y 30% a partir de marzo. Se vienen las negociaciones por paritarias y el gremio reclama aumentos del 30%", adelantó Eduardo Sánchez, presidente de la Asociación de Garajes y Estacionamientos (AGES).

•Los lavaderos de autos y los estacionamientos se encarecieron al ritmo de la inflación anual del año pasado. En la esquina de Ciudad de la Paz y Jorge Newbery, en Belgrano, Nemo cobra hoy 50 pesos por lavar manualmente un vehículo mediano.

Hace un mes y medio, ese servicio costaba 47 pesos y en noviembre, 40. Las subas fueron del 6% y del 25%, respectivamente, en tres meses. En Manotas y en La Barrera, otros dos lavaderos de autos con sucursales en Capital y zona norte, incrementaron sus precios hasta un 18% en los últimos 60 días. En las sedes porteñas un lavado básico con silicona no baja de los 55 pesos.

•En los gimnasios de barrio las subas no superaron el 20 por ciento. En Training, en el corazón de Recoleta, los precios de los pases libres para tomar clases de gimnasia y entrenar con aparatos cuestan 100 pesos por mes, un 20% más que el año pasado. Always, un club deportivo situado en Palermo Viejo, cobra una matrícula de 160 pesos por primera vez y pases de 140 por mes para acceder a todas las actividades del gimnasio. Según los socios con los que pudo hablar Crítica de la Argentina, el año pasado las cuotas eran un 20% más económicas. Las redes de clubes, como Megatlón, Sport Club y Well Club, entre otras, ajustaron sus tarifas sólo un 10% en lo que va del año respecto del anterior.

•El Correo Argentino, empresa del Estado, ajustó sus tarifas en la última semana. El envío de un sobre simple subió de un peso a 1,5.

Ese aumento del 50% también se aplicó a las cartas certificadas (20 pesos), a las expreso (28 pesos) y a las encomiendas (los precios varían según el peso y el destino).

Salidas y diversión, los dos rubros que coloboran para que la fiebre sea alta

Para algunos economistas privados, la inflación anual de este año superará el 20 por ciento. La indumentaria, los alimentos, la salud y la educación serán los sectores responsables de que los precios se disparen todos los meses. Y a diferencia de lo que pronosticaron para 2009, este año, las consultoras mencionaron al esparcimiento y a las salidas entre los servicios que contribuirán a hacer crecer más la fiebre inflacionaria.

Ahora, tomar un café, ir al cine, suscribirse a una revista, comprar un chocolate o beber una gaseosa comprada en un quiosco también representan un gasto significativo en el ingreso mensual de los porteños. El pocillo de café servido en un bar de microcentro cuesta 6 pesos promedio, un 20% más que en diciembre. En un local de Puerto Madero, no baja de los 9 pesos, casi un 30% más que en 2009.

Actualmente, recibir una publicación de nicho, como por ejemplo la revista sobre música Rolling Stone o la de viajes y turismo Lugares, cuesta un 9% más que el año pasado. Una suscripción mensual subió de 11,90 a 12,90 pesos por mes.

En los quioscos subieron los precios de los chocolates, de las bebidas en envases descartables y de las barritas de cereal. Comprar una gaseosa en un quiosco porteño es cada vez más caro. En Almagro, una botellita de 600 centímetros cúbicos cuesta 4 pesos; en el microcentro, 5 pesos; y en Retiro, hasta 8 pesos. Los precios del año pasado en esas zonas eran 3,5; 4; y 6,5 pesos, respectivamente.

Las entradas de cine subieron un 8% en diciembre. En las grandes cadenas, el ticket para adulto subió de 23 a 25 pesos. Las cremas heladas se encarecieron un 5% en Capital. En algunas heladerías artesanales, como Persicco, el kilo cuesta 62 pesos.

Comentá la nota