Todavía reclaman deudas de la gestión de Tierno

Bonito regalo navideño recibió un ex funcionario de Juan Carlos Tierno en la municipalidad. Le reclaman en forma personal por una deuda contraída durante los 87 días de su mandato. Pero no es la única.
Cuando pasó una intervención, y Francisco Torroba empieza a transitar su segundo año como intendente de la capital provincial, todavía quedan "huellas" del paso de Juan Carlos Tierno por la municipalidad de Santa Rosa. Como se sabe cuando este fue expulsado de la comuna Gustavo Fernández Mendía asumió como interventor, y tuvo que hacerse cargo de un pasivo importante de las arcas comunales.

Hace pocos días un ex funcionario de la gestión tiernista, José Muñoz -conocido dirigente de los atletas veteranos-, quien se desempeñó como director de Deportes en los 87 días que duró, tuvo la desagradable sorpresa de recibir una carta documento de una empresa local que le reclama poco más de $31 mil en concepto de compra de cloro, que hubo que comprar en su momento para poner en marcha las colonias de vacaciones.

¿Qué pasó? Aparentemente Muñoz, acuciado por los tiempos, y ante la demora que se había originado para contar con ese, y otros, elementos, habría decidido iniciar una acción de "buenos oficios" en una firma cuyo propietario es de apellido Montero. Confiando aún en que las cosas se iban a acomodar, el entonces funcionario -reconocido por su probidad- concurrió al comercio solicitando le entregaran el cloro para las piletas de natación de las distintas colonias que se iban a desarrollar en el verano santarroseño, con la promesa que en poco tiempo se habría de abonar.

Es más, el hombre habría puesto como garantía precisamente su integridad, aunque nunca pensó que pasado más de un año y medio de la caída de Tierno -en marzo de 2008- iba a tener la sorpresa de recibir una carta documento de la firma Montero en la que le reclama a él, en forma personal, el pago de aquella suma. La municipalidad, ni en la gestión de Fernández Mendía, ni en la que transcurre de Torroba, se hizo cargo de aquel crédito y desconoció la deuda. Eso sí, el cloro se utilizó y ahora parece que quien deberá pagar es el mismo Muñoz.

A una imprenta.

Pero no sólo esa deuda se conoció en los últimos días, sino que también el Partido Justicialista se vio intimado por una firma porteña que le reclama una suma parecida. Se trata de la imprenta Distgraf SRL, instalada en Mateu 1629 de Capital Federal, que formalizó el envío de una carta documento, firmada por Javier Perri.

Concretamente reclama el pago de la factura nº 1430, que venciera 8 de agosto de 2008, y advierte que en caso de no abonarse se iniciarán las acciones legales que correspondan. Se trata de $30 mil que se adeudan por la realización de cartelería y volantes utilizados en la campaña para intendente de Juan Carlos Tierno.

Pero obviamente esa no es la única deuda que quedó después que se llevó adelante aquella campaña proselitista. Se puede recordar que el cierre se realizó en el Club General Belgrano, y fue amenizado por un cantante bailantero al que tampoco se le pagó el cachet convenido, y que todavía tiene esperanzas de percibir lo que se le debe.

En su momento autoridades del PJ local habían señalado que la deuda en el partido llegaba a los $200 mil, lo que obligaba a tomar un crédito para hacer frente a los compromisos asumidos, lo que finalmente se hizo.

Un detalle más que se hizo notar desde el partido justicialista: "En uno de los actos de campaña se llevaron 30 sillas de plástico, con la promesa de ser devueltas. Nunca más volvieron", concluyó la fuente.

Comentá la nota